miércoles, 14 de enero de 2009

Organización: los thugee.


Thuggee
(de la raiz sánscrita sthag "ocultar", con un matiz referido a un ocultamiento fraudulento o ilegal) fue un culto minoritario de adoradores fanáticos de la diosa Kali ,cuyos miembros eran conocidos com
o thugs aunque también a menudo recibían el nombre de phansigars "estranguladores" y dacoits "bandidos". Aunque su historia oficial termina en el siglo XIX cualquier investigador serio puede descubrir fácilmente la señal de sus herederos en años posteriores.

Historia del culto
La primera referencia comprobable a la secta thuggee se encuentra en un texto de 1356, la Historia de Firoz Sha de Ziau-d din Barni. En su época clásica eran un grupo bien organizado y en cuadrillas de entre 10 y 200 individuos, viajaban por la India y especialmente por la región de Bengala.

Disfrazados como comerciantes, soldados o simples viajeros se unían a las caravanas que, por motivos de protección, solían formarse en los viajes por el interior del país. Cuando se presentaba la oportunidad adecuada, los thugs estrangulaban a sus victimas con un pañuelo o garrote de color amarillo, les robaban todas sus posesiones y posteriormente los enterraban. Todas estas acciones se realizaban siguiendo un estricto ritual, en el que la consagración del pico (utilizado para cavar las tumbas, siempre en lugares prefijados) y el rito llamado Tuponee, en que se bendecía y consumía entre todos un puñado de azucar amarilla (goor) una vez finalizado el asesinato, formaban una parte prominente. Tenían sus propios gurus o maestros
que interpretaban las enseñanzas de la secta e interpretaban las señales del destino.

Pues los thugee no eran simples ladrones, eran además un culto religioso secreto que habían convertido sus crímenes en peculiar forma de adoración a Kali. La voluntad de la diosa a la cual servían y en cuyo honor actuaban se revelaba mediante una serie de presagios y predicciones, reveladas por los más sabios de entre ellos. La pertenencia al culto solía pasar de padres a hijos, aunque en ocasiones los hijos muy jóvenes de sus víctimas, raptados en vez de asesinados, eran críados como miembros de la hermandad. Los menos habían entrado en la organización como adultos, normalmente tras ser iniciados por un guru.

Cuando no se encontraban en medio de sus operaciones asesinas los thugs vivían vidas normales, manteniendo en total secreto su pertenencia a la organización incluso a su familia. Para cometer sus asesinatos utilizaban el rumaal, un pañuelo de color amarillento a menudo con peso añadido, para matar sin derramar la sangre de la víctima. Ciertas castas y categorías sociales estaban a salvo de sus prácticas asesinas (brahmanes, peregrinos, bardos...), la prohibición incluía también no matar a mujeres.
La hermandad poseía además una jerga propia, el ramasi, y ciertas señales por las que sus miembros podían reconocerse unos a otros, aunque no se conocieran personalmente. Aquellos que, por uno u otro motivo no podían participar ya en los asesinatos rituales de la secta, cumplían otras funciones para la misma, como vigilantes, espías o suministradores.

Durante siglos su actividad fue tolerada por muchos gobernantes, muchos por miedo y otros por que mantenían con este culto beneficiosos negocios.
El culto Thugee fue oficialmente destruido por la administración británica entre 1830 y 1850, gracias principalmente a las acciones de William Sleeman, quién llevó a cabo una amplísima operación incluyendo el uso de los servicios de inteligencia (contando con agentes de Diógenes) y métodos de investigación sistemática poco extendidos en aquella época. La organización policial conocida como el Thuggee and Dacoity Department se estableció en la India con la función de acabar con estos grupos, y continuó existiendo hasta 1904 cuando fue reemplazado por el Departamento Central de Inteligencia Criminal. Cientos de miembros de la secta, y posiblemente muchos criminales comunes no relacionados con esta, fueron ejecutados entre 1830 y 1850. Así para mediados del siglo XIX se creía que la amenaza de los thugge había sido eliminada para siempre.

Adoradores de la diosa Kali
Kali, "la oscura", es la diosa hindú de la destrucción y de la muerte, relacionada con la guerra, el sacrificio humano y los enterramientos. Según algunas referencias Kali es elaspecto furioso de otra deidad, guerrera pero de connotaciones más positivas, Durga. A su vez ambas pueden ser consideradas aspectos de Devi, "la Diosa", o principio divino femenino del universo. A menudo aparece relacionada con el dios Shiva de forma que algunas referencias incluso identifican, erroneamente, a los thuggee con siervos de Shiva (El Fuego de Asurbanipal de Robert E. Howard por ejemplo)

La iconografía de Kali suele representarla en color azul o negro, normalmente con cuatro brazos con armas, cabello encrespado y ojos enrojecidos por la furia o la intoxicación. Normalmente aparece desnuda o cubierta únicamente con una falda de manos humanas cortadas y una guirnalda de cabezas o calaveras al cuello. A menudo aparece en pie sobre el cuerpo de Shiva o, más raramente, sobre el lomo de un león.

Aunque las representaciones de la diosa pueden resultar chocantes para los observadores europeos hay que dejar claro que su adoración es una parte normal y reconocida de diversas corrientes hinduístas (incluso en algunas es considerada la deidad suprema o una manifestación de esta) que para nada participan en sacrificios humanos ni actividades criminales de ninguna clase. Por el contrario los thugge formaban, y forman, una secta muy restringida y diferenciada, aunque podían pertenecer públicamente a cualquiera de las religiones comunes en el subcontinente (hindúes y musulmanes sobre todo), en secreto reservaban su adoración única a Kali, a quien también llamaban Bhowanee. El sacrificio cobra para ellos significación cósmica, necesaria para el funcionamiento del universo, además de asegurarles la protección personal de la diosa.

La razón para no derramar la sangre de la víctima en estos asesinatos rituales se encuentra en un mito común sobre Kali. Según esta historia la diosa Durga estaba luchando contra un terrible demonio llamado Raktabija, pero cada vez que sus armas cortaban al demonio de cada gota de su sangre surgía una copia idéntica de este, hasta que el número de demonios se contaba por miles quizás millones. Entonces Durga llamó a Kali (o bien en su furia se convirtió en Kali) para que derrotara al demonio. Para hacerlo la diosa lo que hizo fue beber la sangre de los demonios antes de que tocara el suelo, para evitar que se reprodujeran aún más. Así la furiosa Kali consiguió derrotar al ejército de demonios. Según la versión thuggee del mito Kali sin embargo estaba demasiado cansada para acabar la lucha y escogió, o creo, a dos hombres para que continuaran su trabajo: matando a los demonios sin derramar ni una gota de su sangre, para lo cual les entregó un girón de su vestido. Esta misión sagrada parece chocar frotalmente con la actividad, clara y sencillamente, delictiva de los thugs, pero estos no parecen tener problema con esta incongruencia.

Renacimientos Thugee
Pero, aunque efectivamente la estructura de la secta había sido destruída por los esfuerzos de Sleeman, esto no significa que todos sus miembros terminaran ejecutados o en la carcel; algunos de ellos consiguieron escapar a las redes de los británicos. Estos, tras años de permanecer escondidos y huir de las autoridades, se reunieron para resucitar su Hermandad. Dispuestos a mantener en secreto esta resurrección, decidieron limitar su número y formar células casi independientes, dirigida cada una por un jemadar, y por encima de estos eligieron a un único líder supremo que comandaría la organización desde un templo escondido al norte del subcontinente.


Además de los descendientes de los antiguos miembros, estas células de la organización se han abierto a nuevos reclutas, que sin embargo siguen siendo seleccionados cuidadosamente. Aunque la mayoría siguen siendo de ascendencia india esto ya no es así en todos los casos y algunos occidentales han sido admitidos entre sus filas. En algunos casos, pero no siempre, estos nuevos thuggee siguen relacionados directamente con la actividad criminal, de todo tipo, que representa la principal fuente de ingresos de sus miembros.

Si bien un alto porcentaje de estos células se encuentran en la India, ya tan pronto como 1865 se conoció la existencia de un grupo Thuggee en Liverpool y ha habido rumores de actividades similares en Londres y Nueva York. Es posible que puede encontrárseles en otros muchos lugares, especialmente en aquellos con una importante comunidad india donde camuflarse, como es el caso por ejemplo de Sudáfrica después de 1860.

En 1885 el culto Thuggee renacido sufrió un duro golpe, cuando los ambiciosos planes para expulsar a los británicos del norte de la India fueron aplastados por la oportuna intervención de una columna del ejército imperial. Muchos miembross, así como muchos inocentes atraídos por el discurso independentista, murieron y el Gran Templo thuggee fue arrasado y saqueado. Sin embargo el sumo sacerdote consiguió escapar, a duras penas, y se cree que ha reconstruído el templo en otra localización, aún más secreta, y que incluso vuelve a contar con la protección de algunos líderes locales.

Los thuggee no tiene a su disposición recursos económicos inagotables, armas de alta tecnología ni amplios contactos globales. Sin embargo no por ello pueden considerarse enemigos despreciables, son un grupo relativamente pequeño de fanáticos, expertos asesinos criados en el secreto y el engaño, dispuestos a todo por conseguir sus fines puede hacer mucho daño a cualquiera que se interponga en su camino. Además el conocimiento de drogas y venenos de variados efectos puede mostrarse también como un arma muy poderosa. También son comunes las historias que dotan a los líderes thuggee de poderes y capacidades sobrehumanas como hipnotísmo, control corporal y el dominio de la necromancia.

A continuación se presentan un par de Minion Cards al estilo de las presentas aquí, pero ajustadas a las reglas para minions ajustadas en la wiki de SotC. Son sólo dos ejemplos rápidos y génericos de matones thuggee para utilizar en las partidas.



Publicar un comentario