viernes, 12 de febrero de 2016

Cosas para leer: Miss Marvel, Fuera de lo normal. De G. Willow Wilson, Adrian Alphona y Jason Wyatt

El primer tomo recopilatorio de la colección de Ms. Marvel, que retoma nombre pero no personaje principal de dos volúmenes anteriores, hace tiempo que fue publicado en España así que posiblemente esta reseña llegue tarde para la mayoría de aficionados.  Sin embargo creo que nunca es tarde para señalar un buen comic, como en este caso.

La serie comienza con cierta morosidad presentándonos a una adolescente llamada Kamala Khan, de origen pakistaní y residente en la poco glamurosa Jersey City. Aficionada a los superhéroes y, sobre todo, admiradora de Carol Danvers (la anterior Ms. Marvel y ahora Capitana Marvel) su vida no puede estar más alejada de la de sus ídolos disfrazados. Cuando decide desobedecer a sus padres y escaparse a una fiesta con unos compañeros del instituto Kamala no puede imaginar lo mucho que ese simple acto de rebeldía va a cambiar su vida. 

La guionista (La G. es de Gwendolyn y como siempre resulta "curioso" este juego de las siglas cuando la escritora es una mujer) crea un personaje divertido, vulnerable y creíble, con una voz que suena reconocible y única frente a personajes que son meramente intercambiables. 

Su etnia y su religión, aunque se muestran como parte importante del personaje, no definen todo lo que es; una adolescente que, como todos, intenta buscar su identidad entre los diferentes modelos que la sociedad, la familia y los medios le ofrecen. 

Pese a que se ha destacado la originalidad, la frescura, del personaje en realidad mi sensación es que continúa la sana tradición de los héroes "inadecuados" que iniciara Spiderman y que siempre acompaña a estos personajes adolescentes y marginados. La alienación de Kamala, como musulmana, como hija de extranjeros, refleja y potencia la idea de la búsqueda de identidad general de dicha etapa.

Como defectos mi impresión es que los secundarios, aunque bien definidos, apenas tienen tiempo de presentarse en este tomo, y algunos quedan dibujados con trazo muy grueso todavía, como el hermano de Kamala o el realmente extraño villano al que se enfrenta nuestra heroína (prefiero no desvelar nada sobre el mismo). 

En el dibujo nos encontramos con dos autores muy diferenciados, pero que igualmente intentan combinar cierto humor en las caracterizaciones y los diseños. 

Especialmente Adrian Alphona (que se encarga de los seis primeros números, ofrece una galería de personajes exagerados y divertidos que no pierden sin embargo su humanidad en la caricatura. 

El estilo de Alphona no sólo se trasmite en los personajes, si no que el mismo barrio de Kamala se transforma en un ambiente único y y curioso, con sus tiendas étnicas y su mezcla cultural pero, también, su suciedad y sus imperfecciones.  

Wyatt, con un estilo muy diferente en los dos últimos números, ofrece una visión complementaria que concuerda con el tono más aventurero de dicha historia, donde se abandona un poco el tema de comedia de costumbres que domina los anteriores. Con un lápiz muy suelto, que a menudo limita los rostros a lineas expresivas a veces resulta en exceso esquemático para mi gusto.

Por otro lado resulta llamativo que las portadas de la serie sean realizadas siempre por otros autores y no por el dibujante del interior, ¿falta de confianza en ellos para atraer lectores? El tomo utiliza la vistosa portada del primer número, realizada por Sarah Pichelli, mientras que la mayoría de los números siguientes quedan en manos de Jamie McKelvie, dibujante correcto pero que no es precisamente santo de mi devoción, y cubiertas alternativas de Arthur Adams (que poco se prodiga), Jorge Molina, Annie Wu y Pascal Campion (esta última una, no relacionada con el contenido, portada con personajes de Guardianes de la Galaxia). 

Las preguntas que no puede evitar hacerme son ¿podremos ver como el personaje madura y supera estas dudas o quedará para siempre sumida en la eterna adolescencia? ¿qué sucederá cuando el personaje quede en manos de otros guionistas? Por ahora disfrutemos de este nuevo personaje y sus aventuras y ya descubriremos que le depara el futuro.

Puntuación: 8/10

jueves, 11 de febrero de 2016

Irlanda en la época de Solomon Kane (1555-1607) Clanes: los O'Brien




Sigo con las entradas dedicadas a las distintas familias que controlan la mayor parte de la isla de Irlanda fuera de la empalizada, con el clan O'Brien los más poderosos señores gaélicos de Munster. 

Historia de la familia
Los O'Brien (Ó Briain) son los orgullosos descendientes del Alto Rey Brian Boru (Brian Bóruma) y sus deudos en el siglo X, pertenecientes a la antigua tribu de los Dalcasianos (Dál gCais). A esta mismo tribu, y por tanto emparentados remotamente con los O'Brien, pertenecen también otros muchos clanes y familias menores como los O'Curry, O'Kennedy, MacMahon, O'Reagan o MacNamara, entre otros. 

Aunque después de Brian tres de sus descendientes retuvieron el título de Altos Reyes, desde el siglo XII su dominio se ha limitado al "Reino de Thomond", resistiendo allí exitosamente el asalto de los normandos de las familias De Clare, Fitzgerald y Burke en el siglo XIII.

Aunque  apoyó la rebelión de Silken Thomas Fitzgerald, en 1542 Murrough O'Brien aceptó la rendición y reconcesión del título como Conde de Thomond y Barón de Inchiquin. El título de Conde pasó  en 1551 al sobrino de Murrough, Donnough,  mientras que su hijo, Dermott, recibió el de Barón de Inchiquin.

Murrough también cambió las antiguas armas del clan (sobre campo de gules un brazo diestro armado con una espada) y adoptó una  versión de las armas de Enrique VIII de Inglaterra (que es el que aparece en la cabecera del artículo) Según algunos manuales de heráldica las armas originales eran una referencia al brazo y la espada de Nuada (dios/rey del ciclo mitológico irlandés, vinculado al Nodens britano-romano)  y que anteriormente aparecía en el estandarte de los reyes de Munster. 

El grito de guerra del clan es "Lamh Laidir in Uachtar!"  ("¡Victoria para la Fuerte Mano!"), posiblemente una referencia a la antigua señal heráldica. 

Dominios
El antiguo reino de Thomond (Tuamhain) se corresponde a grandes rasgos con el actual county Clare (durante la época a veces se utiliza el nombre de co. Thomond) y pequeñas porciones de lo co. Galway, Limerick y Tipperary.

Thomond se considera parte de Munster, pero se le incluye en Connatch cuando se realiza la división en counties y es establecimiento de la presidencia  de Connacth (en 1569).  Las presidencias eran gobiernos provinciales militares nombrados por el gobernador desde Dublin, con pequeños ejércitos móviles destinados a mantener el orden entre los señores locales.

El rio Shannon marca una frontera natural entre Thomond y el resto de Munster y controlar el paso del río, construyendo un puente, se convierte en una parte fundamental del poder de los O'Brien... y un objetivo de los ingleses cuando estos se rebelan o amenazan con hacerlo.


La familia más importante del condado después de los O'Brien son los MacNamara (de Mac Con na Mara, "hijo de los perros del mar"), señores de Clancuilen, que tradicionalmente sirven como mariscales de los ejércitos de los O'Brien. Tradicionalmente la familia Clancy aporta brehons, los O'Hickey y Neylon médicos y los MacBrody son el principal linaje de poetas de la región. Por supuesto también los O'Brien también cuentan con su propia fuerza de galloglass, MacSweeney.

Ennis (Inis, "la isla") es una población situada en una isla fluvial en el río Fergus, tradicionalmente la torre de Clanroad era la sede principal del poder de los O'Brien y,  hasta recientemente, también era sede de un importante monasterio franciscano.

El castillo de Bunratty ( Bun na Raite) ha sido destruído y reconstruído varias veces, la última por los MacNamara en torno a 1425. Tomado por los O'Brien en torno a 1500 se convirtió en sede principal de los condes en torno a 1560. 

Lemenagh (léim an éich), en el norte de la región, es una fortaleza del siglo XV que será parte de las concesiones del Barón Inchiquin y su familia, los MacDermot O'Brien.

Condes de Thomond y otros aspirantes
Connor  (Conchobair) Groibleach ("Largas uñas") O'Brien, 3er Conde de Thomond (sobre 1531-1581)
Por parte materna descendía de los Butler de Ormond y en los primeros años de su gobierno el apoyo de estos y de los ingleses fue fundamental para librarse de otros aspirantes al puesto. Mantuvo también una alianza constante con los Burke de Clanricarde. 

Aunque heredó el puesto de conde en 1553 pero en dura disputa contra sus tíos: Donough y Teige MacMurrough y , sobre todo, Donnell O'Brien, que habría sido proclamado jefe de los O'Brien y Rey de los Dal gCais aprovechando la debilidad inicial de su sobrino en 1552 y que había ocupado Ennis y Clanroad.

En 1558 Donnell fue proclamado como traidor y, ante el avance de un gran ejército inglés al mando del Lord Gobernador, se refugió en tierras de los Maguire; pero hasta 1565 siguieron produciéndose enfrentamientos, batallas campales y asedios entre partidarios de unos y otros.

Finalmente en ese año (1565) Donnell aceptó ceder su reclamación a cambio de un señorío menor, el de Corcomroe, que antes había pertenecido a los O'Connor. Toda la región había quedado muy afectada por el conflicto y el conde se encontró con un dominio muy empobrecido, pueblos y campos arrasados y la población muy reducida.

Puede que, por ello, para resarcirse de sus pérdidas, Connor decidiera aliarse con el rebelde Fitzmaurice Fitzgerald y atacara al presidente de Connatch, obligándole a refugarise en Galway a principios de 1570. Sin embargo, al igual que la Primera Rebelión de Desmond en su conjunto, fue rápidamente derrotado y, aunque rindió sus tropas, el mismo decidió no entregarse y huir a Francia en julio de 1570.

Sin embargo su estancia en el continente fue breve, volviendo a sus dominios con promesas de perdón y entregando su heredero como rehén. Se intentó un arreglo entre las varias facciones, pero de nuevo en 1577 la región estaba sumida en el caos y la guerra civil. 

Donough (DonnchadhMac Conchobair O'Brien , 4º Conde de Thomond (¿?-1624)
Criado en la corte inglesa el hijo de Connor no regresó a Irlanda hasta 1582 para hacerse con el control de las tierras de su padre.

Convertido al protestantismo, además abolió las leyes tradicionales de herencia en sus dominios, acudió al parlamento de Dublín y colaboró con varias campañas para pacificar a los clanes rebeldes. Su principal disputa diplomática fue conseguir que sus dominios quedaran fuera de la jurisdicción de la presidencia de Connatch y pasara a la de Munster.

Durante la Gran Rebelión de los O'Neill o Rebelión de Tyrone (1594-1603) comandó a tropas de la corona contra los rebeldes. Sin embargo el descontento entre sus vasallos que mostraban más simpatía por los rebeldes fue creciendo y finalmente su hermano Teige O'Brien se sublevó, al mando de una facción partidaria de los O'Neill, uniéndose al conde de Tyrone.

Aunque en 1599 las tropas rebeldes ocuparon la mayor parte de la provincia, pero Donough, con apoyo de su pariente el conde de Ormond y del gobernador, la reconquisto en ese mismo año. Durante todo el resto de la campaña el conde de Thomond sirvió como un fiel apoyo del gobernador y la corona inglesa, participando en el bando inglés en el asedio de Kinsale y otros importantes hechos de armas.

En 1605 llegó a ser nombrado el mismo presidente de Munster, a afectos prácticos el principal representante del gobierno inglés en la provincia, como demostración de su lealtad. En general O'Brien es un raro caso de "lealista" y converso al protestantismo, que permanece fiel al cambio religioso, entre la nobleza gaélica del periodo.

domingo, 7 de febrero de 2016

Irlanda en la época de Solomon Kane (1555-1607) Las Serpientes de Irlanda

Irlanda es una de las pocas regiones del mundo donde no hay serpientes autóctonas. Para explicar este hecho existe una leyenda muy conocida, que atribuye a San Patricio la expulsión de estos animales. Pero lo cierto es que ya antes de la época de San Patricio algunos autores clásicos señalan esta característica y hoy sabemos que nunca ha habido serpientes en Irlanda, por una cuestión biológica. 

¿Es entonces la historia de San Patricio sólo una invención piadosa para dar más lustre al santo? Lo cierto es que Patricio no expulsó a las inocentes serpientes de la tierra si no que inició una dura campaña contra una religión o secta pagana que le resultaba especialmente repugnante, los Hijos de la Serpiente o el Dragón.

Serpientes, gusanos, dragones...: Los Lloigor
Existen textos oscuros que explican la existencia de las múltiples leyendas sobre dragones, gusanos sin alas y grandes reptiles a unas entidades a las que (cuando nombran) designan como Lloigor o en irlandes Piast o Peist ("Pestilencia" o "Bestia", respectivamente). Seres antiquísimos su poder decayó mucho tiempo antes del inicio de la historia escrita, retirándose bajo la tierra y los mares.


En su forma natural son seres de energía, sin forma física propia, pero pueden adoptar a cambio de de parte de esa energía un cuerpo material, que suele adoptar las proporciones de un gran saurio o lagarto.

Su mente es totalmente alienígena para los humanos, según una descripción la principal diferencia es que esta no está dividida en capas o secciones como la mente humana. Para los lloigor no existe el recuerdo ni la imaginación, el subconsciente o el ego,  su mente es una sola cosa, eterna e inmutable. Para los humanos el contacto con la mente del ser suele provocar una irrefrenable melancolía, que lleva a muchos al suicidio. 

Criaturas de gran poder mental su mera presencia en un área crea profundas perturbaciones psíquicas que producen un aumento de la violencia y la perversidad entre las poblaciones cercanas. Extraen alguna clase de energía mental de los humanos, normalmente durante el sueño y de sus adoradores mediante las ceremonias y rituales. Los dólmenes en círculos de piedra tienen una gran importancia para ellos, como vórtices y canalización de dicha energía, permitiendo a los Lloigor manifestarse más fácilmente. 

El culto a través de la historia
Ya los más antiguos habitantes de los que tenemos noticia, los que las Crónicas Nemedias llaman pictos y que en la tradición irlandesa son llamados cruithni, ya se conocía el culto de la Serpiente en Irlanda. No se sabe si los llamados "gusanos de la tierra" fueron los primeros en adorar a los Lloigor o si debemos retroceder aún más, hasta los inhumanos pueblos que los precedieron (cuyo recuerdo en las leyendas irlandesas queda vinculado al nombre de fomorianos), para encontrar el origen del culto.

En muchas piedras megalíticas y monumentos prehistóricos puede verse el sinuoso trazado del cuerpo de la Serpiente y allí lleva desde hace milenios. Esta religión o secta convivió con los sucesivos invasores de la isla (pictos, nemedios, hiperbóreos y celtas; mediante el rapto y la violación los Hijos de la Serpiente renovaron su sangre, fundiéndose y confundiéndose con los invasores. Los druidas temían y respetaban a los sacerdotes del Dragón y sólo ocasionalmente un héroe o santo se atrevía a enfrentarse con ellos. 

Su símbolo más recurrente es la serpiente Uróboros, que se devora a si misma, que todos llevan tatuado o marcado a fuego en alguna parte del cuerpo (normalmente en la espalda o en un lugar fácil de ocultar), normalmente también marcan de la misma manera a los que van a ser sacrificados en sus celebraciones sangrientas. 

Fue efectivamente San Patricio, y sus sucesores, quien intentó con más ahínco acabar con los Hijos de la Serpiente, igual que se enfrentó a otros cultos paganos sangrientos, y aparentemente consiguió el suficiente éxito como para ser celebrado en las canciones, pero en realidad sólo forzó a los Lloigor y a los suyos a ocultarse.  Los vikingos trajeron a la isla sus propias leyendas sobre dragones, serpientes y gusanos, y es posible que algunos se unieran en ocasiones a los esquivos Hijos de la Serpiente para humillarse ante las antiguas piedras, pero su tiempo también pasó. 

Sin embargo a finales de la era vikinga el antiguo culto de los Lloigor estaba casi muerto, sepultado por siglos de el cristianismo eran muy pocos los que seguían recordando los ritos y practicando las milenarias ceremonias. Pero  Maurice Fitzgerald y los suyos procedían de Gales, una región donde el culto al Dragón había continuado más vivo que en Irlanda,y algunos de ellos revivieron los pactos ancestrales. ¿Acaso no parece ocultar la leyenda del Conde Gerald y la Diosa Aine un pacto con antiguas fuerzas oscuras?

Desde entonces Los Hijos de la Serpiente, aunque muy reducidos en número, han seguido existiendo protegidos bajo la sombra de los Fitzgerald, principalmente la rama Desmond (que lo consideran una tradición familiar secreta, extraña y poco más) permitiendo que usen el complejo megalítico de Grange cerca de Lough Gur y ocultando sus crímenes con su poder. Raramente los Hijos de la Serpiente realizan algún servicio para los condes de Desmond, o para algún miembro menor de la dinastía, pero en general su actitud es más bien indiferente. En ocasiones muy especiales el conde o un representante suyo asiste a los ritos, pero lo hacen más como una obligación desagradable que otra cosa.

Sin embargo el llamado "Conde Brujo", otro Gerald Fitzgerald, en este caso el 14º Conde de Kildare, ha descubierto muchas cosas en sus viajes a países lejanos, es posible que se enfrentara a un culto de seguidores de los Lloigor en Trípoli o en Rodas y ha iniciado una campaña secreta contra esta "tradición familiar". Aquí un grupo de aventureros, destinados a identificar y eliminar a los partidarios del culto en nombre del conde, podría ser un concepto muy interesante para una campaña en la Irlanda del siglo XVI. 


Lough Gur (Loch Gair)
Este lago situado en el co. de Limerick, no es un lago demasiado grande ni impresionante,  pero si está rodeado de muchas curiosas leyendas. Es el centro actual de los Hijos de la Serpiente, y aquí es donde realizan sus mayores concentraciones rituales en las fechas sagrada (el amanecer del solsticio de invierno especialmente) 

Alrededor del lago, e incluso bajo sus aguas, se acumulan los monumentos prehistóricos, antiguos fuertes en las colinas, crannogs y dólmenes así como el círculo de piedras de Grange (el mayor de Irlanda) que parecen señalar la importancia del lugar. La similitud fonética entre el nombre del lago y la propia palabra Lloigor también resulta llamativa. En la Isla Garrett (o  Geróid Is) se supone que se encuentran las ruinas de la antigua torre del conde Gerald. 

E Felix FitzGeoffrey, es un hombre de los Fitzgerald, no de la secta, pero tiene órdenes de dejarles actuar y desviar la atención si alguien aparece haciendo preguntas. No es difícil buscar culpables cuando un se produce un crimen, la influencia mental de los Lloigor hace que no falten individuos desequilibrados y violentos a los que castigar, y el pequeño grupo de adoradores prosigue sus ceremonias como hace siglos.
n su rivera se encuentra el Castillo Negro, una antigua fortaleza del siglo XIII que tiene una importancia estratégica considerable durante las rebeliones de Desmond. El castellano de la fortaleza,

El Lloigor de Lough Gur
Atributos: Agilidad d6, Inteligencia d10, Espíritu d8, Fuerza d12+4, Vigor d8.
Habilidades: Lucha d8, Intimidación d8
Velocidad: 7; Parada: 6; Dureza 18
Poderes especiales: 
- Etéreo, mientras no adopte forma física (ver más abajo) el lloigor es inmaterial e invisible, no puede interactuar directamente con el mundo físico, excepto utilizando alguno de los  poderes listados más abajo.
- Recibir sacrificio humano, los sacrificios realizados de la manera adecuada alimentan el poder del Lloigor, pero deben realizarse en un círculo de piedra correctamente alineado, en noches determinadas y siguiendo un ritual concreto. Así el lloigor gana 1 PP por cada dado de espíritu de la víctima (normalmente no puede absorber más de 5 PP de esta forma por noche)
- Agotar durmiente, el lloigor necesita absorber energía mental para mantener su existencia en declive, para ello suele extraerla de humanos durmientes en un área de varios kilómetros alrededor del lago, pudiendo realizar este ataque hasta a 10 blancos por noche. Este ataque es automático y produce un nivel de fatiga en aquel que lo sufre. Normalmente el Lloigor intentará no agotar totalmente a la misma víctima, absorbiendo a objetivos distintos cada noche, antes de repetir el ciclo. Por cada nivel de fatiga absorbido de esta manera el lloigor gana un Punto de Poder que puede gastar para activar los siguientes efectos.
+ Mantenimiento (1 PP), el lloigor debe gastar un punto por día o pierde un nivel de fatiga. 
+ Telequinesis (variable), aún en forma inmaterial el ser puede utilizar este poder para mover objetos físicos. La fuerza de este movimiento mental depende de los PP gastados, con 2 puntos puede ejercer una fuerza igual a 1d4 y aumentar esta en un grado por cada 2PP adicionales gastados.
+ Vórtice de energía (variable), el lloigor puede hacer un ataque de área, este hace 2d6 de daño, el área depende de los PP gastados, por 5 puntos se utiliza la plantilla pequeña de explosión, y por 7 la grande.
Adoptar forma física (10 PP). Armadura +2, Tamaño de +10. Revertir a su forma inmaterial no cuesta puntos y le lleva un turno. Un Lloigor que muera en forma física muere de forma definitiva, aunque ésta se disolverá rápidamente.

Sir Felix "el Negro" (Phelim Dubh) FitzGeoffrey, Castellano de Lough Gur.
Representante del Conde de Desmond en el lugar sus órdenes son mantener la existencia de los Hijos de la Serpiente en Secreto y protegerlos de ser necesario. Aunque no le gusta este trabajo su lealtad a su señor se impone a otras consideraciones y, ocasionalmente, los sectarios han demostrado ser moderadamente útiles para sus propios intereses (eliminar a algún individuo molesto, por ejemplo). Si puede intenta que los Hijos de la Serpiente sólo utilicen para sus rituales criminales (que el mismo les proporciona) El castillo cuenta con salidas secretas que permiten a los sectarios entrar y salir a su antojo de las dependencias y llevarse a quien deseen sin ser vistos. 

Si llegara alguien preguntando por los Hijos del Dragón, o por asesinatos rituales o por monstruos, Sir Felix intentará fingir ignorancia e incredulidad, asegurará que no sabe nada sobre el tema he intentará ahuyentar al inquisitivo viajero. Si eso falla intentará disuadirle mediante la intimidación de hacer más preguntas, incluso es posible que le acompañe a los limites del territorio para asegurarse que no "solivianta a los campesinos". Sólo si esto falla recurrirá a la violencia, normalmente limitándose a poner al que pregunta bajo custodia o, si eso es imposible o demasiado llamativo, pondrá a la secta tras su pista. 

Es un hombre alto y fuerte, de gesto adusto y ojos azules, con el pelo muy negro (aunque con algunas canas), cortado a tazón. Suele llevar siempre alguna pieza, normalmente un anillo, con el escudo familiar, sobre campo de sable una calavera de plata. 

Atributos: Agilidad d6, Inteligencia d6, Espíritu d6, Fuerza d8, Vigor d8.
Habilidades: Lucha d8, Intimidación d8, Conocimiento (local) d6, Advertir d6, Provocar d6, Persuasión d6,  Disparar d6
Velocidad: 6; Parada: 6 (7 con el escudo pequeño); Dureza: 6 (9 con la armadura) 
Ventajas: Berserker, Mandibula de Hierro, Noble
Desventajas: Voto (servir al conde de Desmond), Sanguinario
Equipo: Espada ancha, daga, si espera combate suele llevar cuanto menos una media coraza (3 PA en torso y brazos)  y un yelmo abierto (3 PA en cabeza, 50% de cubrir el rostro) además de un escudo pequeño.

lunes, 1 de febrero de 2016

Irlanda en la época de Solomon Kane (1555-1607) Clanes: los Fitzgerald (Desmond)

Si la última vez os contaba el destino de la parte oriental de la dinastía Fitzgerald, los condes de Kildare, hoy hablaré de sus parientes en la parte occidental de la isla, los condes de Desmond.

Historia de la familia
Los condes de Desmond descienden de Maurice Fitzgerald a través de Thomas FitzMaurice Fitzgerald, su hijo menor.

Originalmente el título era únicamente de Barones de Desmond hasta 1329, cuando, otro, Maurice Fitzgerald pasa a ser nombrado 1er conde de Desmond. Debido a la distancia con la capital de la provincia, los Desmond raramente asisten a las reuniones del Parlamento o del Consejo en Dublín, teniendo una dispensa especial para hacerlo. Sin embargo, por ello, repetidamente se les acusa de haberse convertido prácticamente en nativos.

Existe una curiosa leyenda, de la que hay múltiples variantes, sobre el 3er conde, de nombre Gerald (como ya comenté la familia tiene la tendencia, un poco desesperante, de repetir los mismos nombres una y otra vez) o en gaélico Gearóid. Se dice que este conde, reconocido también como poeta, había o bien tenido una unión carnal con la diosa Aine, o bien era hijo de una unión entre la diosa y su padre, y tenía grandes poderes mágicos. Según otra leyenda, su fantasma todavía aparece cada siete años en las cercanías de Lough Ghur, esperando el momento de regresar para reunir Irlanda bajo su gobierno.

El grito de guerra de los Ftizgerald de Desmond es "Shanit abú!" ("¡Victoria para Shanid!"), referido a la fortificación o castillo de Shanid, en co. Limerick y a escasos kilómetros del Croom de sus parientes de Kildare. También el escudo es muy similar, igualmente está marcada por el salterio en gules, pero en este caso el campo es de armiño y no blanco puro.

Recientemente la familia ha superado una agria disputa dinástica entre dos aspirantes al título condal, de la que han salido victorioso James FitzJohn FitzGerald. El que hubiera dos candidatos paralelos en determinado momento (un señor de iure, de derecho, y otro de facto) es la causa de que dependiendo de la fuente varíe el ordinal de los condes de Desmond, como veréis a continuación.

Dominios
Sus dominios, y los de sus vasallos, abarcan la mayor parte de los co. medievales de Cork, Limerick y Kerry, así como algunos terrenos en co. Tipperary. Al suroeste mantienen una relación cambiante con los diversos linajes de los clanes MacCarthy y O'Sullivan.  Mientras que hacia el norte hay una multitud de familias anglo-normandas, como una rama de los Burke, los Fitzmaurice o los Roche que les deben vasallaje. También cuentan con la lealtad tradicional de una rama de la familia de galloglasses de los MacSheehy (que mantenían un antiguo feudo con los galloglass MacSweeny)

También podemos destacar entre sus vasallos a los linajes menores  de los Fitzgibbon, Fitzgerald de Glin y Fitzgerald de Kerry, conocidos por los pintorescos títulos de Caballero Blanco, Caballero Verde y Caballero Negro.

Tradicionalmente han mantenido la alianza con sus parientes de Kildare, y una enemistad secular con sus vecinos hacia el este, los Butler, condes de Ormond. 

El castillo y villa  de Tralee (Tráigh Li) en la costa oriental de la isla, es la sede principal del poder de los condes de Desmond. La ciudad será quemada en 1580, como represalia por la Segunda Rebelión de Desmond, y el casitllo pasaría a ser posesión del caballero inglés Edward Denny.

La ciudad de Cork y las más pequeñas villas de Kinsale y Youghal, aunque dentro del territorio de Desmond, son independientes y cuentan con sus propias autoridades y leyes, aunque el conde pueda tener ciertas concesiones e impuestos en las mismas. En realidad los intentos de los condes de imponer su dominio sobre estos asentamientos es constante y motivo de tensiones.

A partir de la década de 1580, tras las dos rebeliones de Desmond, buena parte de Munster (y de las tierras de Desmond) se ve sometida a un proceso de plantación; el objetivo era el establecimiento de pequeñas "colonias-modelo" en territorios confiscados a los rebeldes, para introducir paulatinamente las leyes y costumbres inglesas. Aunque el objetivo original era establecer varios miles de colonos, para la década de 1590 sólo había unos 700. La mayoría fueron expulsados de estas tierras al comienzo de la Guerra de los Nueve Años (1594-1603) pero acabada esta se retomarían los planes de plantación con más energía. 

Condes de Desmond
James (Séamus) FitzJohn FitzGerald, 13º o 14º Conde de Desmond  (muerto en 1558)
Por parte materna era descendiente de los O'Brien de Thomond, comenzó su gobierno aliado con los rebeldes gaélicos, pero maniobró para recuperar la confianza de la corona y el reconocimiento de su título en 1540; incluso llegó a ser nombrado Lord Tesorero de Irlanda en 1547. Aunque de nuevo fue acusado de traición en 1548 y encarcelado brevemente en el castillo de Dublín murió, de muerte natural, en buenas relaciones con el gobierno.   

Durante gran parte de su tenencia estuvo implicado en el sempiterno feudo contra los Butler de Ormond, que habían fomentado la investidura de otro pariente como conde. Se casó cuatro veces, primero con Joan Roche (este matrimonio fue luego anulado por ser parientes demasiado cercanos), después sucesivamente con una O'Carroll, una Butler y, finalmente, una MacCarthy. Tuvo descendencia con varias de ellas, complicando el árbol genealógico del condado y volviendo bastante confusa toda la evolución posterior del título.  

Gerald (Gearóid) FitzJames Fitzgerald, 14º o 15º Conde de Desmond (circa 1533-1583)
Hijo del anterior y de su segunda esposa, Móre O'Carroll. Fue proclamado conde en 1558, a la muerte de su padre.

Sin embargo pronto se ganó la desconfianza de la corona por su amistad con su tocayo Gerald Fitzgerald, de Kildare, y, sobre todo, con el rebelde por excelencia Shane O'Neill. Por ello en 1562, tras resistirse todo lo posible, se vio obligado a viajar a  Londres para presentarse ante la reina y explicar su conducta, siendo brevemente detenido en la Torre de Londres y obligado a permanecer en Inglaterra hasta 1564. 

Al poco de regresar el intento de Desmond de imponer su autoridad feudal sobre Waterford, y sobre su pariente Sir Maurice Fitzgerald de Dacies que gobernaba allí, dio pasó a la guerra total contra los Butler. Guerra que culmino con la derrota de Desmond en la batalla de Affane (febrero de 1565), donde murieron más de 300 de sus seguidores y él mismo sufrió una grave herida de bala y fue hecho prisionero. 

Volvió a ser retenido en Inglaterra, esta vez junto con su hermano John. Pero en su ausencia su pariente James Fitzmaurice Fitzgerald (¿recordáis lo que os decía sobre repetir nombres?), a quien había nombrado su representante, se sublevó contra la corona y  se hace con el control del condado, en la llamada Primera Rebelión de Desmond (1569-1573). Sofocada esta se permite al conde volver a Irlanda y recuperar sus títulos, confiando en que fuera más dócil que su pariente.

De nuevo en guerra con los Butler de Ormond, que aprovechaban las acusaciones de traición y los movimientos internacionales de Fitzmaurice para justificar su política expansiva a costa de Desmond. Se vio pronto convertido en fugitivo, luchando una guerra de guerrillas muy desigual contra las fuerzas de Ormond y contra las de la corona, la Segunda Rebelión de Desmond (1779-1583). En 1582 él y 80 de sus gallowglasses fueron sorprendidos por tropas gubernamentales, su vieja herida de Affane se reabrió y apenas consiguió escapar, muriendo 40 de los suyos cubriendo su retirada. Finalmente murió en 1583, a menos de hombres del clan Moriarty (Ó Muircheartaigh), su cabeza fue cortada y enviada para ser exhibida en el Puente de Londres. 

Tras su muerte como rebelde la corona inglesa no reconoció ningún heredero y el título fue suprimido y sus tierras confiscadas. Aunque el título fue brevemente revivido por la corona, en 1600-1601, en la persona de su hijo James Fitzgerald (1570-1601) en un intento, fracasado, de pacificar Munster y restar apoyos al conde proclamado por Hugh O'Neill; James Fitzmaurice Fitzgerald, de quien hablaré más adelante.


Aspirantes y otros miembros de la familia
James Fitzmaurice Fitzgerald (m. en 1579)
Aunque nunca llegó a ser proclamado conde actuó como jefe de la familia durante varios años, mientras su primo permanecía prisionero en Inglaterra. Aliado con los condes de Clanricarde (Burke) y de Thomond (O'Brien), así como el jefe del linaje principal de lo MacCarthy (y también algunos parientes descontentos de su enemigo, el conde de Ormond); lideró la primera rebelión de Desmond, proclamando su lealtad al Papa y la negativa a obedecer a una reina excomulgada. 

Tras una serie de éxitos iniciales en 1569, que incluyeron el saqueo de Cork, la rebelión sufrió derrota tras derrota en los años siguientes, y finalmente en 1573 Fitzmaurice se rindió al gobernador y fue perdonado. Pero en 1575 abandonó el país por Francia, y luego por España e Italia, intentando buscar aliados para un nuevo intento. 

En 1579, con un pequeño ejército formado principalmente por italianos y españoles, desembarcó de vuelta en Irlanda, iniciando la segunda rebelión de Desmond (1579-1583), con tan poco éxito como la primera. Sin embargo esta vez su pariente el conde se unió a la misma. Fitzmaurice murió en una escaramuza en ese mismo año, tras acabar personalmente con la vida de Theobald y William Burke, que dirigían la fuerza enemiga. Herido de muerte pidió que le cortaran la cabeza y esta fuera escondida, para que no fuera mancillada por sus enemigos.

Las rebeliones de Desmond fueron reprimidas con gran violencia, el presidente de la provincia de Munster Sir Humprey Gilbert, gano especialmente fama por su conducta despiadada contra los rebeldes, sus familias y sus dependientes. Se confiscaron las tierras de los rebeldes (iniciando una serie de complejas disputas legales) y se establecieron colonos ingleses en las mismas. Todos los kernes y gallowglasses dependientes de la familia Fitzgerald de Desmond fueron declarados proscritos y perseguidos, abandonando muchos Munster para establecerse en otras partes de la isla y unirse posteriormente a otras revueltas. Otros se convirtieron en simples bandidos.

James FitzThomas FitzGerald,  el Súgán Earl  "conde de paja" (muerto en 1608) 
El nieto de más edad del 14º Conde, a través de Thomas Ruadh ("el Rojo") Fitzgerald, producto del primer matrimonio de aquel con Joan Roche (recordemos, anulado por ser parientes demasiado cercanos y por tanto considerado legalmente ilegítimo). Considerado uno de los hombres más atractivos de su época se casó tres veces, pero no dejo descendencia.

Durante las dos rebeliones Desmond permaneció leal a la corona inglesa, esperando ser premiado por su lealtad con el título condal. Pero tras 1583 las intenciones de la corona no eran restaurar el condado si no llevar a cabo el proceso de plantación del que hablaba anteriormente.

Finalmente, según muchos incitado por su hermano John FitzThomas, James se proclamó conde en 1598 y se unió a  Hugh O'Neill durante la Gran rebelión de los O'Neill o Guerra de los Nueve años (1594-1603).  Por su nombramiento irregular ganó el apodo de Súgán Earl que le suele acompañar en las crónicas. La mayoría de vasallo del condado, por otra parte, lo reconocieron como tal y era muy popular entre los campesinos.

Sin embargo, pese al  éxito inicial de la rebelión, para 1601 estaba viviendo prácticamente como un proscrito, según una versión disfrazado como sacerdote, Fue capturado ese año por su pariente El Caballero Blanco (Edmund Fitzgibbon) y llevado a la Torre de Londres, donde se dice que perdió la razón y  permaneció hasta su muerte (que la mayoría de los historiadores sitúan en 1608). 

Su hermano John FitzThomas Fitzgerald escapó  a España junto con su familia en esos mismos años, él, y luego su hijo, utilizaron él el título de conde de Desmond durante el resto de su vida, pero, lógicamente, sin reconocimiento por parte de la corona británica.

jueves, 28 de enero de 2016

Irlanda en la época de Solomon Kane (1555-1607)Clanes: Los Fitzgerald (Kildare)

Los Fitzgerald son en realidad dos familias emparentadas, y a menudo aliadas, de nobles anglo-irlandeses (o más correctamente hiberno-cámbricos, es decir irlandeses de origen galés) que suelen ser reconocidas por el título principal: por un lado los Condes de Kildare y sus parientes (de los que nos ocuparemos aquí) y por otro los condes de Desmond y su parentela (a los que dedicaremos otra entrada).

La partícula Fitz-, que aparece en muchos nombres personales además de en el nombre de la familia, es normanda y significa "hijo de", funcionando de forma similar al "Mac" gaélico. Os daréis cuenta que la familia no suele ser muy original en cuanto a los nombres y entre ambas ramas nos encontramos con varios personajes que comparten nombre (James, Maurice o Gerald son los más repetidos), incluso en una misma generación.

En general los partidarios de esta familia y de sus intereses reciben el nombre de "geraldinos".

Historia del clan
Ambas ramas desciende de Maurice Fitzgerald, un aventurero galés que llegó a Irlanda con la invasión normanda del siglo XII. En concreto los de Kildare descienden del segundo de sus hijos Gerald Fitzmaurice, el mayor murió sin descendencia, que se convirtió en heredero así de los beneficios otorgados a su padre.

El grito de guerra del clan es "Croom a-boo!" o, más correctamente, "Croom Abu!" ("¡victoria para Croom!") siendo Croom el nombre de uncastillo en Limerick que pertenece a la familia. En su escudo destaca un salterio (o aspa) de gules (rojo) sobre campo de plata (blanco). Posteriormente esta pasaría a ser llamada Cruz de San Patricio, pero no es así aún en la época que nos ocupa.

En un primer momento esta rama de la familia poseía únicamente el título de señores o barones de Offaly pero el título de conde de Kildare fue creado en 1316 para John Fitzgerald, 

Los Fitzgerald, de ambas ramas pero especialmente Kildare, se convierte en los principales defensores de la causa de los York durante la Guerra de las Dos Rosas, mientras que sus enemigos ancestrales los Butler de Ormond se ponen del lado de los Lancaster.  La derrota final de la casa de York, y el ascenso del "lancasterianos" Tudor, puso a los Fitzgerald en una situación comprometida. Sin embargo se ha instalado la idea de que el conde de Kildare era el único capaz de controlar a los rebeldes gaélicos, debido tanto a su fuerza militar como a sus alianzas con ellos, y por tanto fundamental para la colonia.

Así durante el último siglo los Fitzgerald de Kildare han sido la familia más poderosa de la isla; hace una generación (en 1537) Silken Thomas Fitzgerald se rebeló contra la corona y estuvo a punto de convertirse en gobernante efectivo de Irlanda. Sin embargo su fracaso final  llevó al casi exterminio de los varones de su familia y a que durante años no hubiera un Fitzgerald gobernando en Kildare.


Dominios
Las tierras de Kildare se corresponde básicamente con el co. del mismo nombre, así como partes del co. de Dublin. Algunos territorios han sido desgajados del dominio para unirse a las tierras confiscadas a los O`More y a a otros clanes irlandeses para formar  los nuevos co. del Rey (actualmente Offaly) y la Reina (actualmente Laois). 

Los Kildare tienen otras posesiones dispersas en otras partes de Irlanda, como el ya mencionado castillo de Croom en Limerick. El 11º Conde y sus hijos poseen también el título de Barón de Offaly (no confundir con el actual Co. de Offaly) que a veces es usado por el heredero supuesto como título propio.

Las tierras de co. Kildare tienen una gran importancia estratégica, como punto de paso obligado entre Waterford, Ormond y Dublín. Su posición permite proteger, si el conde lo desea,  la Empalizada de ataques desde el suroeste (por parte de los O'More y otros), y también intervenir en caso de ser necesario contra los levantiscos clanes de los montes de Wiclow (Kavannagh y O'Toole). Mantiene una fuerza respetable de kerns y gallowglas,  de las familias MacConnell y MacSweeny. 

Maynooth (Magh-Nuadhat), el que era el castillo más importante de los Fitzgerald hasta hace veinte años, fue arrasado durante la rebelión de Silken Thomas y toda su guarnición asesinada. Sigue existiendo un poblado allí pero el castillo está en ruinas. 

El castillo de Kilkea es el favorito del 11º Conde y se dice que allí tiene su laboratorio alquímico particular. Otros asentamientos en el territorio son las villas amuralladas de Athy (Baile Átha Í) , Nass (Nás na Ríogh) y Kildare (Cill Dara


Condes de Kildare y Barones de Offaly
Gerald Fitzgerald. 11º Conde de Kildare, 1er Barón Offaly (1525-1585)
El único superviviente de la ejecución de los varones Fitzgerald, medio hermano de Silken Thomas, con 12 años escapó hacia Donegal en el Ulster. A su alrededor se formó una liga geraldina para defender sus derechos, a la que se unieron los O'Neill o los O'Donnel, pero fue derrotada en 1539. Escapó entonces de Irlanda y pasó sus siguientes años en distintas cortes y ciudades, luchando contra los turcos en Rodas y junto con los caballeros de San Juan en Trípoli (1551). 

En 1547 viajó a Inglatera y obtuvo el perdón de manos del joven Eduardo IV, pero sin recuperar su título. Sería nombrado conde de Kildare en 1554, tras ayudar a sofocar la rebelión del Thomas Wyatt, por parte de la católica María I. Se casó con Mabel Browne, proveniente de una notoria familia católica inglesa muy cercana a la reina María, también en 1554 

Culto, inteligente y polifacético pero carente del talento político de sus antepasados, no supo o no pudo librarse de las maquinaciones de sus enemigos y fue varias veces acusado de traición y retenido durante largos periodos en Londres, donde murió finalmente. 

Conocido a veces como "el Conde Brujo" se cuentan historias muy extrañas sobre él y sus actividades. Se dice que es muy aficionado a la alquimia y que adquirió conocimientos extraños en sus viajes, pero también según las crónicas era un fervoroso católico. Quizás por confusión con su homónimo pariente, el 3er conde de Desmond (de quien hablaré en otra entrada), también corren leyendas sobre la presencia de su fantasma en su fortaleza favorita de Kilkea.

Lettice Digby, 1ª Baronesa Offaly (1580-1658)
Hija del hijo mayor del 11º Conde, Gerald Fitzgerald 2º Barón Offaly, y muerto el mismo año de su nacimiento sus derechos sucesorios fueron usurpados por su tío Henry na Tuagh. En 1598 se casó con un caballero ingles de Warwickshire, Robert Digby, ambos se establecieron en Athy (villa de la que su marido pasó a ser representante en el Parlamento) y en 1599 se proclamó baronesa de Offaly, titulo que legalmente no le fue reconocido hasta 1620. En 1602 también inició un largo proceso judicial para intentar recuperar su derecho al título condal, sin éxito.

Henry "de las hachas de batalla" (Anraí na Tuagh)  Fitzgerald, 12º Conde de Kildare, 3er Barón Offaly (1562-1597)
El segundo hijo de Gerald y Mabel Browne, heredó el título a su muerte (usurpando el derecho de su sobrina) y se mantuvo durante toda su vida leal a la corona inglesa; murió luchando contra los O'Neill durante la Guerra de los nueve años (1594-1603)

William Fitzgerald, 13º Conde de Kildare, 4º Barón Offaly (m. en 1599)
Su hermano menor, ocupó el puesto brevemente, muriendo en 1599 en el mar, cuando también partía a unirse al duque de Essex en su guerra contra los O'Neill.

Gerald Fitzgerald, 14º Conde de Kildare (m. en 1612)
Primo de los anteriores, nieto del 9º Conde, no recibe el título de barón de Offaly. Ocupó diversos puestos en la administración colonial y fue un fiel súbdito de la corona inglesa.