domingo, 2 de noviembre de 2014

Averoigne y las guerras de religión (1520-1600) (The Savage World of Solomon Kane) Primera Parte





Averoigne no se puede encontrar en ningún mapa de Francia, actual o pasado, y desesperaría quien quisiera encontrar los lugares indicados en este texto en un atlas del mundo real. Averoigne nace de la fantasía del escritor pulp Clark Ashton Smith, inspirándose en la verdadera región de Auvernia. Smith describió Averoigne en una serie de relatos fantásticos y terroríficos, la mayoría situados en plena Edad Media. Se trata esta de una región en la que los elementos de la vida cotidiana conviven con una realidad encantada, y en que monstruosidades tradicionales como vampiros y hombres lobo coexisten con cosas aún más extrañas y antiguas, criaturas y herencias prehumanas de oscura antigüedad.

(Aunque posiblemente lo correcto fuera “traducir” Averoigne como Averonia, al estilo de nombres similares de provincias auténticas, en las ediciones castellanas de los relatos de Smith que he leído se ha mantenido la versión original “francesa” así que en esta serie de artículos yo también la mantendré)

Averoigne es una de las provincias tradicionales en las que se divide la Francia gobernada por los últimos reyes de la dinastía Valois y los primeros Borbón. Provincia interior, situada en la mitad meridional del reino, es una región algo apartada y aún en gran medida salvaje, que depende administrativamente del Parlamento de París.

Como provincia cuenta con un gobernador de Averoigne (también llamado "teniente general")  que es también capitán de la sección provincial de la gendarmerie, caballería pesada de extracción mayoritariamente aristocrática, que al principio del periodo es el único ejército permanente con el que cuenta el reino y que,  en este caso, tiene su sede en la villa de Touraine.  Tradicionalmente este cargo solía recaer en algún miembro o cliente de la familia condal de Averoigne, los de la Tour d’Averoigne, pero la rama principal de la misma se extinguió a principios de siglo, abriendo el puesto a otras ramas menores y otras familias nobles de la provincia.

Mientras, el  titulo de conde de Averoigne ha pasado al dominio real, como parte de la herencia recibida por Catalina de Medicis, esposa de Enrique II y madre de Francisco II,  Carlos IX y Enrique III. En 1543 el título  le será trasferido a su hija, la princesa Claudia de Valois, y a su esposo, el duque Carlos III de Lorena. En 1608, fuera ya del periodo a tener en cuenta para estos artículos, el título pasara brevemente a Margarita de Valois (la famoso “Reina Margot” de Dumas)   Además de este título, sin duda el más importante, en la provincia también se encuentran los condados de Touraine y de La Frenaîe, además de un número difícil de contabilizar de títulos menores.  

Como en toda Francia de su siglo la mayoría de la población vive en el campo, en alguno de los aproximadamente  mil pueblos y villas que puntean la provincia, especialmente en torno a los valles fluviales. Cada villa o pueblo es gobernada normalmente por un señor (o seigneur en francés) que administra justicia, recauda impuestos y tasas y posee gran parte de las tierras de la zona (lo que se denomina demesne o reserva señorial)

Mientras cuatro  ciudades, Vyones y Touraine, al norte, y Ximes y Moulins, al sur, son las poblaciones más importantes y los principales centros económicos de la provincia. 

En Averoigne es común escuchar tanto el francés como el tradicional dialecto averonés de la lengua occitana. Este bilingüismo es especialmente marcado en los pueblos y entre las clases populares, mientras que la nobleza y la población urbana prácticamente utilizan únicamente el francés.

Regla especial de campaña (idiomas): los personajes obtienen de forma gratuita una serie de niveles en idiomas durante la creación de personaje. Su propio idioma natal se obtiene al mismo nivel que su inteligencia, en caso de un personaje de trasfondo bilingüe con astucia al menos d6 conocerá ambos idiomas al mismo nivel.  Además los personajes con código de astucia al menos d6 conocerán un número de idiomas adicionales dependiendo de dicho código. Con astucia d6 conoce un idioma adicional a d4. Con astucia d8 un idioma adicional a d6 y otro a d4. Con astucia d10, uno a d8, otro a d6 y otro a d4. Con astucia d12, uno a d10, otro a d8, otro a d6 y otro a d4.
Ten en cuenta que, posiblemente, cualquier personaje con un trasfondo académico o clerical debería conocer entre estos idiomas el latín, como posiblemente también deben estudiarlo los embajadores y diplomáticos.


La provincia de Averoigne es montañosa  y en gran parte está aún cubierta de densos bosques, el más conocido de los cuales es el llamado adecuadamente Malinbois ("Bosque Maligno"), del que se cuentan multitud de historias espeluznantes. Según las leyendas locales el diablo en persona mantiene su corte en el corazón del bosque, acompañado de su cohorte de fantasmas, espectros, vampiros y hombres lobos. Mientras  el antiquísimo culto al dios, o según la Iglesia el demonio, Sadogui aún sobrevive en las tierras agrestes y, especialmente, en la región pantanosa de les Sagnes. Sus seguidores son calificados de brujos y temidos por el conjunto de la población, pero incluso los más devotos católicos han aprendido a temer al Señor de las Ranas y muchos siguen dejando ofrendas votivas en los antiguos altares.

El majestuoso río Isoile cruza toda la región, mientras recoge  el caudal de varios afluentes menores, de sur a norte, para unirse luego con el gran Loira. Los bosques proporcionan abundante madera y caza, que junto con los quesos, el cuero y otros  productos derivados de la ganadería bovina son la principal exportación de la región. También son apreciados en toda Francia los vinos de Ximes y Le Frenâie.

En su inmensa mayoría la población averonesa sigue siendo católica, con pequeñas comunidades judías y, sobre todo, grupos de religión reformada (hugonotes: calvinistas franceses) especialmente numerosos en las ciudades; siguiendo los movimientos bélicos, y los momentos de paz inestable, que caracterizan el periodo de las guerras de religión, los relaciones entre una confesión y otra cambiarán mucho pero siempre entre la desconfianza y el odio.

Vyones es sede del obispado de Averoigne, dependiente de la archidiócesis de Bourges, aunque en la Edad Media Ximes también fue sede sufragánea de Bourges la misma fue suprimida en el siglo XIV.  La sede  de Vyones, para disfrute del obispo, es también uno de los terratenientes más importantes de la provincia; durante la mayor parte de periodo el cargo sería ocupado por miembros de la familia Duprat, una importante dinastía muy relacionada con la administración, originarios de la ciudad de Ximes y a menudo acusados de corrupción y nepotismo (y en voz más baja también de necromancia y brujería). En cuanto a establecimientos monásticos  debemos mencionar las grandes abadías de Perigon, masculina, y de Santa Zenobia, femenina, así como el monasterio cisterciense de Ylourgne, situado frente a las  ruinas del castillo mismo nombre.

Se dice, además, que tanto Vyones como Ximes son refugio de hechiceros, brujos y magos de toda clase y que en sus mercados es tan fácil encontrar mercancías corrientes como amuletos y filtros.  Entre los magos más famosos que alguna vez habitaron la región destaca Gaspard du Nord, mago de Vyones que en el siglo XIII tradujo al francés el mítico Libro de Eibon. Pero de esto hablaremos más en profundidad en una entrada posterior.
Publicar un comentario