Escocia en la época de SK: Edimburgo


El origen del primer asentamiento humano en la zona de la actual capital del país se pierde en la noche de los tiempos, restos de asentamientos de la edad de los metales parecen confirmar que desde muy pronto fue objeto de fortificación. Se cree que aquí tuvo su capital el antiguo reino britónico de Gododdin, que luego fue derrotado y anexionado por el reino, anglosajón, de Northumbria. El nombre de la ciudad proviene, posiblemente, de "fuerte de Eydin" (Din Eydin en lengua britónica) transformado por la lengua anglosajona de los invasores.

A su vez, toda la región en el siglo XI fue anexionada por Escocia. Fue en ese mismo siglo cuando se funda oficialmente el burgo real de Edimburgo, una de las primeras villas bajo la jurisdicción del monarca de Escocia y a partir del siglo XIV (cuando fue en varios periodos ocupada por los ingleses) se convirtió en la capital efectiva del reino. 

Historia reciente
En 1560 la población del burgo alcanzaba los 12000 habitantes, número que creció durante el periodo pese los ocasionales estallidos de peste. En el mismo periodo se calcula que la ciudad representaba el 40% de los impuestos urbanos recibidos por la corona escocesa. Además del burgo de Edimburgo propiamente dicho a su alrededor, en lo que podríamos designar su área metropolitana, se encuentran otros suburbios fuera oficialmente de su jurisdicción, como Newhaven, Canongate o el puerto de Leith quizás con otros 6000 habitantes en total para el mismo periodo.

Recientemente se han ampliado las fortificaciones de la ciudad por el miedo a las, repetidas, invasiones inglesas  con nuevos muros y fortines a la "moda italiana" (es decir en estrella), junto con las viejas fortificaciones medievales, lineales. 

Durante al guerra civil de la década de 1570 (entre los "hombres de la reina", Maria Estuardo que estaba prisionera en Inglaterra, y los "hombres del rey", su hijo Jacobo VI, que era aún un bebe) el castillo es ocupado por partidarios de la reina, que tardan tres años (1570-1573) en ser expulsados tras un largo asedio, periodos de tregua varios asaltos. 

En 1584-1586 toda Escocia sufre una virulenta epidemia de peste que, pese al establecimiento de medidas profilácticas draconianas, se ceba sobre la ciudad entre abril y diciembre de 1585. Se dice que eliminó prácticamente a un 10% de la población e incluso obligo al Parlamento en ese año a reunirse fuera de la ciudad. 

Vida en la ciudad
La ciudad se organiza a partir de una calle principal, conocida como High Street,  que forma un eje este-oeste y donde se encuentran los hogares de la élite urbana, los edificios oficiales, etc.  El paisaje de la ciudad y sus aledaños está dominado por varias  prominencias rocosas de origen volcánico: las más importantes el llamado Asiento de Arturo, Calton Hill y Castle Rock.

El Asiento de Arturo es en el siglo XVI, como hoy, un espacio abierto, situado al sudeste de la ciudad. En sus laderas, que según la imaginación popular recuerdan a un león tumbado o, incluso, un dragón dormido, se han encontrado restos de asentamientos prehistóricos. El nombre, normalmente, se vincula con la leyenda artúrica, aunque pocos detalles más se pueden dar en este sentido.

Calton Hill, situada entre la Edimburgo y Leith, es el foco de varias leyendas locales, como punto de contacto con las hadas y otros seres misteriosos.

Castle Rock, por otra parte, está coronada por el castillo de la ciudad, la antigua residencia de los reyes de Escocia (hasta la construcción de la Holyroodhouse o Palacio de Holyrood) El castillo en si es conocido únicamente como Castillo de Edimburgo, aunque también a veces se le llama Castillo de las Doncellas (Castra o Castellum Puellarum en latín) sin que esté muy claro el origen de este nombre.

El Palacio de Holyrood, es un edificio moderno (iniciada su construcción en 1513) y lujoso, situado adyacente a la abadía del mismo nombre, favorecida por los reyes escoceses desde hace siglos.  Aunque fue casi destruido por los ingleses en 1544, durante su breve ocupación de la ciudad, ha sido totalmente reconstruido en los años siguientes. El asesinato del consejero de la reina María, y posiblemente espía extranjero,  David Rizzio (9 de Marzo de 1566) se produce dentro de sus salas.

La catedral de St. Giles es la parroquia principal de la ciudad; durante gran parte del periodo el párroco de la misma es el que se ha convertido en el lider ideológico de la Reforma escocesa, el calvinista John Knox. Desde su púlpito a menudo lanza diatribas contra la reina María, a la que vitupera continuamente, acusándola de adultera y asesina, entre otras lindezas.

Al contrario que otras, mencionadas en entradas anteriores, la Universidad de Edimburgo es una creación contemporánea a la época de juego. Fue fundada en 1582, ya por Jacobo VI y, aunque luego cobrará cierta importancia (especialmente en los estudios médicos) durante la época de SK está aún a la sombra de los otros centros.

Economía
A través de Edimburgo, y su puerto en la villa de Leith, se canaliza buena parte del comercio internacional del país.

La ciudad abundan en tejedores y comerciantes de paños de lana, mucha de cuya producción es exportada desde aquí a toda Europa. También son significativos los gremios de orfebres, plateros y otros objetos de lujo que dependen en gran parte de los nobles que se mueven en torno a la corte real. 

Hay dos mercados principales, Grassmarket, justo al sur del castillo, es el mercado principal para comida y productos agrícolas y Lawnmarket, al norte, para paños y productos artesanales.

Familias influyentes
Heriot, Somerville, Purcell, Brown

Leyendas
En 1558 varios testigos aseguran haber visto un dragón volando sobre la torre de San David del castillo de Edimburgo (Torre que a su vez fue destruida durante el asedio de 1570-1573). Como curiosidad  apuntar que el dragón rojo es el símbolo de Gales, nación cuyo santo patrón es San David, y es un símbolo utilizado abundantemente por la dinastía Tudor, ellos mismos de origen galés, y precisamente ese año, el 17 de noviembre, es coronada Isabel Tudor de Inglaterra, última reina de dicha dinastía.

Una de las explicaciones del peculiar nombre de Castillo de las Doncellas se vincula con la leyenda artúrica, según varios escritores medievales en este lugar Morgana le Fay aprendió los secretos de su magia junto con otras jóvenes. Debemos señalar, además, que una de las primeras referencias escritas a Arturo se encuentra en el Y Gododdin, un poema galés de alabanza a los guerreros de dicho reino caídos en batalla. De uno de ellos se dice que "Él alimentó cuervos negros en la muralla de una fortaleza/Aunque él no era Arturo/Entre los poderosos de la batalla/En primera fila, Gwawrddur era una palizada"

Bajo la ciudad de Edimburgo existe una maraña de túneles y cavernas que forman un auténtico laberinto que no ha sido explorado más que muy superficialmente, en su parte más profunda es posible que conecte con antiguos canales de lava muestra de la naturaleza volcánica de la geografía local.

Ya he mencionado que hay diversas leyendas que hablan de un portal al reino de las hadas en Calton Hill y una leyenda en particular se amplía en la siguiente sección.

Ideas de aventuras
- Los "Encantados" de Calton Hill. Varios jóvenes locales, en su mayoría vulgares aprendices en algunos de los talleres de la ciudad, aseguran que tiene encuentros con las hadas en lo alto de la colina, todos los martes por la noche y que estas les han dotado de ciertos "poderes" incluida la "segunda visión", que le permite ver el portal que conduce a su reino. La salud de los jóvenes, parece estar resintiéndose más y más tras de cada visita pero todos los intentos por impedirles partir al encuentro de las hadas, o descubrir la localización de su reino, han fracasado. Pese a la referencia a las hadas lo que se oculta bajo Calton Hill es, en realidad, un pequeño grupo de hombres serpiente (cuyas estadísticas se encuentran en el libro básico de SK) intentando despertar a sus congéneres dormidos desde la destrucción de su imperio prehistórico.


- El Flagelo del señor. Durante la época más virulenta de la peste una serie de asesinatos extremadamente violentos, con mutilaciones que parecen remitir a castigos bíblicos por diversos pecados. Un grupo de fanáticos que considera que la peste es un castigo divino por los pecados de los habitantes de la ciudad están llevando a cabo su propia limpieza de pecadores. La investigación se ve dificultada por las medidas de control de la peste (casas cerradas, prohibición de reuniones públicas, etc.) y la división religiosa.