sábado, 9 de abril de 2016

Cosas para ver: Daredevil (2ª Temporada)


Después de que el arco argumental inicial de Daredevil presentara al personaje, su entorno y sirviera como historia de origen del héroe, terminando aquella con la asunción del manto del héroe y la derrota de su némesis. Pequeño salto en el tiempo y ahí siguen los mismos personajes, aparentemente en el mismo lugar en que los dejamos pero rápidamente comienzan a vislumbrarse las lineas de ruptura de lo que parecía una situación "ideal" al final de la primera temporada.

Los papeles se repiten, Foggy, Matt, Karen,... con las lógicas ausencias tras el final de la primera temporada, y con la aparición de personajes nuevos, especialmente dos que cobrarán un gran protagonismo en estos 14 capítulos: Elektra y Frank Castle/el Castigador, que casi llegan a usurpar el protagonismo al héroe de rojo (y negro). 

Elektra es un personaje tan mítico como, normalmente, desaprovechado en los comics, donde su momento de máxima gloria fue de la mano de Frank Miller, su creador, para ser recreada y explotada por intentos menos logrados de repetir el éxito (incluso por el mismo Miller). En la versión televisiva Elodie Yung interpreta a un personaje vital, violenta y seductora, cuya química con Charlie Cox (Daredevil) resulta siempre interesante de ver, ya se estén peleando o, más raramente, llevándose bien.

John Bernthal como el Castigador (The Punisher) domina la primera parte de la temporada. Con una cara que recuerda al castigador más rudo jamás dibujado por Romita. Su interpretación consigue que me resulte interesante un personaje por el que, personalmente, nunca he sentido particular simpatía. Da igual que, a veces, la trama que siga resulte un poco errática y que algunas de sus apariciones en escena debamos aceptarlas simplemente por conveniencias del guión.: Bernthal roba muchas de las escenas en las que aparece, aunque esté acostado en una cama de hospital.

Estos dos personajes, aparentemente muy diferentes, sirven como contraste frente al héroe, por su distinta actitud hacia la violencia y, sobre todo, el asesinato; mientras Frank Castle aparece desde el principio como un hombre  torturado, ejecutor de una violencia que nunca le permitirá recuperar lo que perdió; Elektra se nos presenta al principio como un personaje casi amoral, para luego descubrir hasta que punto esto es simplemente una forma de afrontar su existencia. En contraste con los dos antihéroes Daredevil parece a veces un poco perdido, en una situación incómoda en que sus creencias, sus ideales y sus amistades parecen ser efectivamente un lastre para su carrera y su vida. El héroe lo pasa mal, y ahí están esos dos modelos divergentes para mostrarle un camino tentador de simple venganza. 

Los realizadores de la serie se esfuerzan por ofrecer espectaculares escenas de acción, utilizando los escenarios nocturnos de Nueva York como parte integral de las mismas, cuando Daredevil pelea sabemos que las aceras, los andamios o las bocas de incendios pueden convertirse en cualquier momento en arma o defensa. Continúa haciendo todo un espectáculo de las cicatrices  y los moratones que adornan durante la mayor parte de la serie los rostros de los protagonistas. Los golpes duelen y dejan marca, aunque ellos se levanten una y otra vez con una  intensidad que parece suicida. 

Sigue siendo un producto más que digno, bien ejecutado técnicamente, que aprovecha la fuerza icónica de algunas de las mejores historias de Daredevil al mismo tiempo que lleva a los personajes por nuevos caminos. 

Quizás en esta temporada las vacilaciones éticas en torno al Punisher: cuya posición resulta incómoda para unos guionistas que parecen dudar de como representarlo, la trama un poco deslavazada (carece de la unidad temática de Jessica Jones, por ejemplo) o la imprecisa carrera profesional de Karen Page resten algunos puntos al total. También se puede acusar a esta temporada, frente a una primera que era más cerrada, pese a ser sólo una historia de origen, de dejar demasiados interrogantes abiertos, de sembrar demasiado claramente las semillas de crecimiento del particular universo Marvel de justicieros que Netflix ha adaptado y dejarnos con un final en suspenso en espera de sus siguientes producciones. 

Puntuación 8/10
Publicar un comentario