domingo, 25 de junio de 2017

Cosas para ver: Wonder Woman de Patty Jenkins


Decir que esperaba con ganas el estreno de esta película es decir poco, ya comenté en su momento que Gal Gadot era lo mejor de la insufrible Batman vs. Superman, además las posibilidades míticas de un personaje como Wonder Woman obligaban en cierto modo a romper con el tono siniestro de las producciones anteriores de la Warner. Por otra parte la posibilidad de que un personaje femenino tuviera, al fin, el protagonismo absoluto de una superproducción del género. 

El resultado ha sido un poco irregular, tosco en la combinación de distintos tonos y elementos. Las escenas de acción, rodadas de forma algo convencional, contrastan en exceso con la dirección más clásica del resto de la película. Especialmente el enfrentamiento final contra el gran villano cae en el mismo efecto anticlimático que otros combates similares en películas del género. Igualmente los momentos cómicos se integran de forma algo forzada con los dramáticos. 

Gal Gadot hace un papel con el que resulta en ocasiones difícil de relacionarse pero que consigue trasmitir el contraste entre las distintas facetas de la heroína, inocente y decidida, una guerrera embajadora de la paz, pese a hablar, en realidad, más bien poco.  Habla mucho más Crhis Pine, como Steve Trevor,  que en algunos momentos se convierte en protagonista por encima de la cabeza de cartel. Quizás la forma en que su relación se maneja, en forma de relato romántico convencional, resulte un poco previsible pero, supongo, inevitable desde el punto de vista comercial.  Los diversos personajes secundarios, desde las amazonas a los compañeros de misión de los protagonistas o a la desaprovechada Etta Candy (Lucy Davis), tienen poco tiempo y ocasión para lucirse.

Como lector de comics me ha parecido un fallo que hayan elegido establecer la continuidad del personaje en la versión de los nuevos 52, versión que ya ha sido de nuevo reescrita recientemente, y que ni es la más representativa ni ofrece ningún valor adicional a la historia del personaje. Igualmente la historia de su origen, y el pasado de las amazonas, resulta un poco confusa. De la misma manera la  película hace pocos esfuerzos por aclarar la situación bélica y traza una visión simplificada de la época en que las referencias a luchas sociales y políticas están prácticamente ausentes (dejando de lado algunas referencias de pasada, a la discriminación racial de un personaje o a la lucha por el voto femenino de otra). 

Mención aparte merece el terrible doblaje en la versión castellana de las amazonas, incluida la protagonista, con un acento y una dicción que a mi personalmente me parecía demasiado forzado y falso.

En defnitiva creo que es la mejor película hasta el momento que nos ha ofrecido DC desde el Batman de Nolan (al menos las dos primeras películas) ofreciendo un estilo diferente que las anteriores y abriendo la posibilidad de unas producciones futuras menos lastradas por la visión oscura y hueca de las anteriores. 

Puntuación: 7/10
Publicar un comentario