Polonia-Lituania en la época de SK: el Leszy

Existe una figura común a los mitos populares de muchos de los pueblos eslavos y sus vecinos un habitante de los terrenos boscosos que en polaco es llamado,entre otros nombres,  Leszy o Borowic. En ruso se le conoce como Leshy o Borovoi, como Lisovik en Ucraniano o como Lesnik en Búlgaro, incluso como Miškinis ("guardabosques") o Mishko velnias ("demonio del bosque") entre los lituanos (que no son eslavos), mostrando la amplia distribución de esta creencia. A menudo se vincula, ya sea como aliado, sirviente o, a veces, como enemigo, a Jedza, Jedsi Baba o Baba Jaga (más conocida por la forma rusa Baba Yagá), otra figura muy extendida entre las leyendas de los eslavos.

Hay que tener en cuenta que gran parte de la superficie de Polonia y Lituania (frente a las llanuras y estepas ucranianas) está en la época compuesta de bosques (aún en el siglo XVIII se dice que el bosque era un 40% del total de la superficie de Polonia), interrumpido únicamente por los escasos caminos y los cursos de ríos, en torno a las cuales se distribuyen la mayoría de ciudades, pueblos y aldeas. Estas grandes arboledas casi intactas son en muchos casos reservas de caza para la nobleza o los reyes, donde pueden encontrarse animales casi extintos en otros lugares de Europa, como los bosques de Jaktorow (donde se encuentran los últimos uros, toros salvajes, de Europa) o Białowieża (y sus bisontes).

El Leszy, en general es un ser solitario, habita en los bosques más profundos, lejos de las viviendas de los humanos. Puede adquirir forma humana, aunque normalmente con algunos rasgos extraños, aunque su forma natural, es la de un ser híbrido, que aúna aspectos humanos y de diversos animales de la región en distintas proporciones: astas de ciervo, ojos de lechuza, pelaje de oso, la joroba del bisonte y cerdas de jabalí. También pueden adquirir multitud de formas de animales corrientes e imitar los sonidos de la naturaleza. Aunque es difícil de ver, especialmente en su forma monstruosa, a menudo le acompaña un olor característico, que algunos comparan con el de carne o madera en putrefacción.

El leszy conduce a sus víctimas, utilizando engaños, a la parte más profunda del bosque; normalmente no ataca directamente, ni se deja ver claramente, si no que conduce a los desorientados hacia peligros naturales, o simplemente  usa sus poderes para mantenerlos perdidos y dejar que enloquezcan por el terror, debilitados por la fatiga y la inanición. Algunos creen que su función es recoger las almas de los que se pierden para entregárselas a Czrot (el Diablo). Al contrario que otras criaturas similares, no devora los cadáveres (aunque los carroñeros del bosque no dejan pasar la ocasión de hacerlo), en realidad es posible que deje marchar a su víctima una vez esta ha perdido la cordura.

Mientras que la versión oficial cristiana (en esto católicos, ortodoxos y protestantes están de acuerdo) es que el Leszy es un demonio menor. Algunos creen que en realidad todos los leszy son aspectos de un único ser primordial, una única presencia que se manifiesta de forma múltiple en diversos lugares, especialmente en aquellos donde ha existido un antiguo culto a la fertilidad

En la antigua religión pagana a veces se le ha asociado con divinidades concretas. Sin embargo  para los eruditos del siglo XVI esta religión es  en general un lejano recuerdo, interpretado a través de su cultura cristiana y educación clásica y se hace difícil hacerse una idea clara de dicho panteón. Las discusiones hoy día continúan sobre el número y naturaleza de las divinidades.

Así hay quien cree que el lezsy está vinculado, o incluso es una imagen reducida, al antiguo Weles (también Veles o Volos) cuya faceta principal es dios del ganado pero que también se asocia con el inframundo y la magia (y de esta manera vinculado al Plutón romano), a menudo adoptando rasgos animales.

Por otra parte, el cronista polaco Jan Długosz (1415-1480) en su Annales seu cronici incliti regni Poloniae menciona a dos diosas, o quizás dos manifestaciones de una única divinidad, como protectoras de los bosques y la vida salvaje Dziewanna (que vincula a la Diana greco-latina) Marzanna (que vincula a Ceres y otras fuentes a Hécate y Presorpina, incluso en una referencia a Marte).  En este caso el lezsy sería un servidor de dichas diosas.

Aunque hay pocos testimonios sobre Dziewanna, la tradición popular de quemar o ahogar a Marzanna (encarnada en una figura de paja o muñeca) para celebrar el fin del invierno está bien atestiguada a lo largo de los siglos, y repetidamente condenada por las autoridades eclesiásticas. Algunos postulan que ambas diosas son dos caras de una misma diosa primordial simbolizando el cambio de las estaciones y el ciclo vida/muerte. Algunos vinculan a Marzana con la, ya mencionada, Jedsi Baba.

Es posible que el Lezsy sea únicamente una manifestación cultural de una realidad más terrible y amplia, quizás incluso universal. Así se le puede relacionar con los rasgos del Scrath germánico, entre los que podemos contar al  Rübenthal (en checo Karkornos) que el cartógrafo Martin Helwig dibuja con forma de ciervo bípedo en su mapa de Silesia (de 1561), o el Gran Espíritu del Bosque de Yakushima (Japón) por citar dos ejemplo muy alejados en el espacio, aunque cercanos en el tiempo.

Muchas de estas figuras establecen una relación con la entidad normalmente oculta bajo el nombre de Shub-Niggurath en la literatura de los mitos, incluso hay quien considera que el Leszy es símplemente una imagen deformada de los Retoños Oscuros de la divinidad hermafrodita, o incluso del ser conocido como el que Camina en el Bosque (que aparece en la nueva edición de Horror en el Orient Express de Chaousium) aunque es más posible que sean criaturas diferentes, pero relacionadas de alguna manera.

Atributos: Agilidad d6, Astucia d4, Espíritu d8, Fuerza d10, Vigor d10
Paso: 6; Parada: 6 ; Dureza: 7
Habilidades: Atletismo d6, Intimidar d8, Notar d8, Pelea d6, Sigilo d10, Supervivencia d8
Habilidades especiales
Controlar el entorno, el lezsy puede usar a voluntad los poderes Amistad animal, Barrera, Captura e Ilusión mientras esté en el bosque. En caso de necesitar hacer una tirada utiliza su valor de Espíritu y no necesidad habilidad arcana alguna.
Armas naturales, las astas y garras del lezsy hacen Fue+d6 de daño.
Cambiar formas, el lezsy puede alterar su aspecto según se describe en la entrada, este cambio de forma le lleva un turno, en que no puede realizar otras acciones. Puede adquirir la forma de cualquier animal del bosque donde se encuentre, forma humanoide o su forma monstruosa. Como excepción si puede combinar el cambio de forma con un cambio de tamaño (ver más adelante)
Miedo -2, la presencia de la criatura provoca miedo, y en algunos casos incluso la locura, de aquellos que presencian su verdadera forma, no produce miedo en su forma humanoide o cuando adquiere aspecto animal.
Olor característico, cualquier intento de detectar al lezsy por el olfato se condidera una tarea fácil (+2 a la tirada de Notar)
Tamaño (Variable) el tamaño habitual del Lezsy es 1, pero puede cambiar su tamaño desde -2  hasta 7 como si usara el poder Crecer/Disminuir. El cambio le lleva 1 turno por punto de tamaño, en que no puede realizar otras acciones. Como excepción si puede combinar el cambio de tamaño con un cambio de forma (ver más arriba)

Comentarios