viernes, 23 de mayo de 2008

Cosas para ver: Indiana Jones y el reino de la Calavera de Cristal (ATENCIÓN SPOILERS)


Resumiendo, para aquellos que no quieran leer críticas largas y demasiado personales, la película me ha gustado bastante. Me parece que cumple, aunque quizás de forma un poco justa, lo que me esperaba de ella: es entretenida, divertida, rápida, bien rodada y bien interpretada, el miedo a que Harrison Ford no estuviera ya la altura para este papel, para el que su carisma es parte fundamental, ha quedado claramente disipado. Sin embargo esta lejos de ser perfecta y sólo puede calificarse por debajo de las anteriores entregas. Si tuviera que puntuarla sobre 10 creo que un 7 sería una nota adecuada, y en determinados momentos puntuales quizas se merecería algo más (y en otros bastante menos)

Harrison Ford cumple bien su papel; sigue siendo el mismo Indy que conocemos y que esperabamos, aunque ahora ya las jovenes alumnas no se escriban mensajes de amor en los párpados, ya no encuentre tan divertidas sus aventuras (genial la referencia a la escena de la motocicleta de la Última Cruzada) e innegablemente necesita más puñetazos para acabar con los malos. Es creible en la mayoría de las escenas de acción, luego volveremos a eso, e igualmente seguro en los dialogos (aunque habrá que esperar para ver la versión original para apreciarlo justamente)

Los demás actores por lo general cumplen con solvencia sus funciones en la trama. Aunque debo lamentar el poco tiempo en pantalla, y en dialogos, que se dedica a la retornada Marion, que en muchas escenas parece salir sólo en planos de continuidad para recordarnos que esta allí, pero sin hacer realmente nada, mal que en otras escenas se extiende a Shia LeBeauf. El personaje de Mutt es, en si mismo, un problema, ya que desborda un supuesto papel de sidekick y por momentos se convierte en protagonista, pero en esa función resulta mucho menos interesante y creíble que Indy. John Hurt resulta divertido y muy adecuado en su papel de viejo profesor, en este caso chiflado, papel que repite mucho recientemente.

En el otro bando, en el de los "malos", Spalko es una villana bastante interesante, aunque yo sigo pensando que los nazis eran mucho mejores villanos, la telepata personal de Stalin con su estoque, sus modales rudos, su acento y su aspecto glacial es un buen reemplazo. Quizás sea algo más decepcionante su sicario, al que le falta algo que lo haga destacar realmente pero que sigue en la tradición de los personajes "interpretados" por Par Roach.

Las escenas de acción, que es el hilo conductor básico de las películas de Indiana Jones, estan bien, en su mayoría, particularmente me gusta mucho toda la secuencia de las hormigas. Es espectacular, divertida y a Indy le dan una buena paliza, como debe ser, antes de conseguir una improbable victoria. Es decir, en sus aventuras anteriores Indy daba la sensación de que, aunque hiciera cosas increibles, las hacía con un esfuerzo humano real, sudando y despellejandose los nudillos para conseguirlo, a veces sorprendiendose el mismo de su éxito. Sin embargo hay algunos momentos en esta última película, y más raramentee en las anteriores, en que la "facilidad" con la que suceden cosas imposibles te descoloca completamente, en que el humor y diversión que es la base de la película se convierte en farsa, casi en parodia. Por supuesto este límite es muy personal, habrá gente que simplemente considerará que siendo toda la idea de Indiana Jones lo que es todo debe/puede entenderse como farsa, mientras que otros incluirían posiblemente muchas más escenas en esta categoría. En el caso esta Calavera de Cristal principalmente hubo tres momentos (al menos) que me parecieron totalmente inadecuados y dos de ellos, posiblemente, hayan sido de los más criticados/comentados de la película.

"Indy y la nevera de supervivencia nuclear", es posiblemente una demostración de como lo que podría ser una buena idea termina saliendo mal al final. Y lo peor es que la escena que lleva a ese momento, la llegada al pueblo, el descubrimiento de la verdad, la huida de los rusos, el pánico por meterse dentro de la nevera,... incluso si la supervivencia se hubiera mostrado de una forma distinta me contaría entre los defensores a ultranza de la escena. Pero es sobre todo la espectacularidad de hacer volar la nevera sobre la onda expansiva lo que, para mi, desvirtúa la escena desde la acción terrenal al puro cartoon.

Un segundo momento absurdo, es la escena de "Mutt de los monos".Ya justo antes de esta escena el duelo de espada entre Mutt y Spalko sobre los capos de sus vehículos, que recuerda demasiado a algunas escenas de Piratas del Caribe, me había parecido innecesariamente exagerado, pero lo que sucede entonces es uno de los momentos más vergonzosos de la película, a lo que se une además del absurdo en sí de la escena un uso del CGI bastante tosco (leyendo además el comic de la película los monos no aparecen por ninguna parte, lo que parece indicar que fue un añadido tardío a la película, quizás una idea de última hora no lo bastante meditada)

El tercero quizás sea un detalle menor y la mayoría de los espectadores ni siquiera hayan prestado atención al mismo, quizás sea "menos malo" pero igualmente me parece que es un ejemplo de como exagerar el momento hasta convertirlo en farsa. Me refiero a cuando Marion lanza el anfibio por el barranco y el árbol les hace descender tranquilamente hasta el río, para más inri luego, al liberarse, el árbol se carga de paso a unos cuantos rusos. Afortunadamente justo a continuación viene la caida por las tres cataratas, escena que si consigue trasmitir la sensación de "no me puedo creer que hayamos salido de esta".

En muchos momentos de la película lo que parece que lo que faltan son explicaciones, ¿quienes son los protectores que les atacan en el cementerio? ¿soy el único que le parecio que a la historia de Akator y los ugha les falta detalle? muchas de las cosas no demasiado bien explicadas quedan mucho más claras en la novelización o en los comics pero en las películas realmente sólo debemos aceptar que las cosas son así. El gran misterio, y sus habitantes, resulta así algo deslucido, al no dejar claro en ningún momento ni su significado, ni su posible trascendencia, ni su significado. El tratamiento que se da a los ugha es igualmente poco esclarecedor, limitandose a actuar como si fueran una trampa más sin que ninguno de ellos llegue a la categoría de personaje (lo cual es una pena)

En general la película es una buena, pero mejorable, película de aventuras, como me gustaría que se hicieran muchas más, y no es una mala aventura de Indiana Jones.
Publicar un comentario