viernes, 28 de noviembre de 2008

Cosas para leer: Union Jack.




Union Jack es un personaje de Marvel Comics que por algún motivo siempre me ha caído bien. No soy particularmente probritánico ni nada por el estilo pero recuerdo con cariño aquel enfrentamiento contra el Barón Sangre que supuso el origen del actual Union Jack. Eso si, luego le perdía la pista completamente excepto un par de número leídos de Los Caballeros de Pendragón, en el experimento que fue Marvel UK (hoy olvidado pero que al menos sirvió para introducir en el mercado americano a varios dibujantes españoles) Además es un personaje generacional que es un concepto que me gusta mucho y que creo que no está suficientemente representado en el comic, la idea del viejo héroe que se retira y el nuevo campeón que ocupa su lugar o reutiliza su nombre modernizando el legado me parece algo mucho más digno que el continuo "back to the basics" al que se ven sometidos otros personajes (pienso por ejemplo en Bruce Wayne, ¿cuando le veremos colgar la capa y dejar el puesto a su sucesor natural Dick Grayson?, sospecho que la respuesta es nunca)

Una breve historia del personaje y sus sucesivas encarnaciones podría resumirse en los siguientes parrafos:

El primer Union Jack fue un tal James Montgomery Fansworth, Lord Fansworth, convertido en espía y agente de la corona durante la primera guerra mundial. Durante el conflicto se enfrenta repetidamente a un agente alemán conocido como Barón Sangre. Finalizada la guerra se retira a su casa pero el estallido de la segunda guerra mundial le obliga a volver a ponerse el uniforme. Vuelve a enfrentarse a su archienemigo y descubre que este es en realidad su hermano menor John Fansworth, en un enfrentamiento entre ellos James es aplastado por una roca y pierde el uso de las piernas, viendose obligado a ceder el uniforme.

Su hijo Brian continúa la tradición convertido en el segundo Union Jack, posición que ocuparía durante el resto de la guerra y más allá. Pero en 1953, en un accidente de tráfico el héroe terminaría sus días y aparentemente también acabaría el legado de Union Jack.

El tercer Union Jack sin embargo no pertenecería al árbol genealógico de los Fansworth, Joey Chapman era el hijo de un trabajador normal y corriente. En la universidad trabó amistad con el que parecía el heredero natural del puesto, el sobrino del Union Jack Original, Kenneth Crichton imposibilitado para ello por una enfermedad sanguinea. Pero durante un nuevo ataque del siempre recurrente Barán Sangre demostraría su capacidad siendo fundamental en la derrota del vampiro y tomando el papel del héroe desde entonces. En los años siguientes el personaje dio algunos tumbos, cambiando varias veces de uniforme y perdiendose en el limbo de los personajes olvidados. Es en este punto donde podemos situar la primera minserie del tomo.

Y es que este tomo tiene un, gran, problema, está compuesto de dos miniseries completamente distintas: una publicada en 1999 con guión de Ben Raab y dibujos de John Cassaday y otra publicada en 2006 con guión de Christos N. Cage y dibujos de Mike Perkins. Y la verdad es que aparte del lío de continuidad que representa no hay comparación entre una y otra.

La primera historia puede calificarse facilmente de aventura sobrenatural donde Union Jack se enfrenta a un grupo de vampiros que desean hacerse con el Santo Grial (o al menos lo que ellos creen que es el Santo Grial) que se supone que tiene la capacidad de hacerlos invulnerables a sus debilidades tradicionales. Tenemos tiroteos y peleas con hordas de vampiros, un objeto mágico que encontrar, un héroe limitado y casi sin poderes... material pulp en estado puro pese a estar situado en la actualidad. El dibujo de Cassaday es bueno, aunque como siempre algo rígido, y desgraciadamente no hace gala de la que yo creo que es su mayor habilidad el diseño de personajes y tecnologías novedosas (aunque si hace una reinterpretación del Barón Sangre y de su heredera la Baronesa bastante curiosas) además los fondos son bastante pobres en la mayoría de viñetas. No es sorprendente el tono pulp teniendo en cuenta que el guinista Ben Raab ha demostrado su interés por el género por ejemplo en sus guiónes para la serie de The Panthom de Moonstone, bastante divertidos por cierto.

La segunda miniserie es para mi mucho menos interesante, una organización terrorista planea una serie de ataques en Gran Bretaña y para ello ha reunido a un grupo de supervillanos de segunda. Union Jack se une a Sabra (la superheroína israelí con un nuevo uniforme), La Condesa Allegra Valentina de la Fontaine (una ex de Nick Furia) y el Caballero Árabe (un personaje saudí del que no se nada más) que juntos se enfrentan a los terroristas. Tenemos algún intento de comentario político bienintencionado, y muchas peleas que al final resuelve el aparentemetne menos poderoso personaje que es Union Jack. El dibujo no esta mal pero tampoco es nada espectacular. Quizás mi opinión esté algo alterada por que al leerlo espera en la segunda miniserie algo más del estilo de la primera y al encontrarme esta extraña historia de superterroristas realmente me he llevado un chasco.

Publicar un comentario