martes, 6 de enero de 2009

Lugar misterioso: la ciudad de Ys.


"Se atreven a decir que durante la bajamar y hallándose en la pesca, han visto a menudo algunos restos de murallas"
Citado en ciudades malditas de la antigüedad, de Hermann y Georg Schreiber

La leyenda de la ciudad de Ys.

La ciudad de Ys, Ker Is en bretón, es una ciudad legendaria situada frente la costa de la Bretaña francesa, tragada por las olas hace mucho tiempo. No todas las tradiciones se ponen de acuerdo sobre la localización exacta de dicha ciudad pero la mayoría la sitúan en la bahía de Douarnenez.

Los cuentos folklóricos cuentan dos historias sobre su fundación: una dice que la ciudad fue construida por el rey Gradlon para satisfacer a su hija Dahut, o Ahés en otras versiones, a mediados del siglo V. Otra dice que la ciudad es mucho más antigua, habiendo sido elevada 2000 años antes del reinado de dicho rey. Todas estas versiones están de acuerdo en contar que la ciudad era una maravilla de belleza y riqueza, pero siempre en peligro de verse inundada. Sin embargo un dique con una puerta protegía a Ys de ese destino, siendo el rey el único que poseía la llave de dicha puerta (aún otra versión dice que en el centro de Ys había una fuente mágica, protegida por un muro y unas llaves de idéntica condición)

La versión tradicional, fuertemente cristianizada, continua contando que dicha princesa Dahut era una especie de devoradora de hombres, a los que amaba y luego asesinaba, y con ella la ciudad se convirtió en un antro de pecado. Un día llegó a la ciudad un misterioso caballero, vestido de rojo, identificado con el Diablo , que enamoró a la princesa, y le pidió que robara a su padre la Llave de la muralla, o de la fuente, como prueba de su amor. Al hacerlo la princesa condenó a la ciudad que fue arrasada por el mar (o inundada por las aguas incontrolables de la fuente) El rey sin embargo consiguió escapar de la ciudad gracias a su caballo mágico, despues de tener que arrojar a su hija a las olas. Esta quedó atrás viendose convertida en un sirena.

Parece en definitiva un cuento tradicional bastante típico con moraleja moral incluída. Realmente en la costa de Armorica ha habído diverso hundimientos históricamente documentados, desde la edad del bronce hasta la época carolingia. Por otra parte el cuento guarda paralelismos con otros tierras hundidas similares de la mitología celta y no ha faltado quien los ha analizado de forma psicoanalítica.

El Alkar-Az
Aunque las pruebas son muy escasas diversos investigadores han hablado de la existencia de una elusiva secta o culto religioso presente en la región y conocida como el Alkar-Az que, al parecer, mantiene una versión más siniestra de la historia de la ciudad hundida.

Existe muy poco material publicado sobre esta secta en su vertiente contemporanea, aparte de algunos artículos firmados por el doctor de Keradel aparecidos en revistas de etnología y antropología, principalmente en Francia, y otro más extenso, y profundo, ddel norteamericano Alan Caranac vinculado a una posible ramificación del culto en la costa de Rhode Island. En la muy posterior a la época El Retorno de los Brujos de Pauwels y Bergier hay una sucinta referencia de pasada a la existencia de un grupo de seguidores de este culto en Rennes en 1938. Además el escritor Abraham Merritt publicó en 1934 una versión novelizada de las desventuras del doctor Caranac con el título de Arrastrate, Sombra, Arrastrate.

Según estos artículos, y la novela, el culto del Alkar-Az tendría su origen en una época anterior a la llegada de los primeros celtas a Bretaña siendo los abundantes restos megalíticos, y en especial el impresionante complejo de Carnac (erigido antes del año 2000 a.c.), el lugar elegido para sus ceremonias. El mismo nombre del grupo plantea un misterio, ya que no se trata de una palabra bretona ni gala, si hemos de creer a Caranac el nombre se refiere no a la divinidad adorada por este pequeño grupo, que sería conocida únicamente como "El Que Se Recoge Dentro Del Túmulo", si no al edificio donde se llevan a cabo los sacrificios en su nombre. Estos sacrificios se realizarian mediante el aplastamiento del pecho de la víctima con sucesivos golpes utilizando una maza ritual de roble.

Pero si hablamos de este grupo aquí es por su peculiar versión de la leyenda de Ys. Según esta las gentes de Ys no pertenecían al mismo sustrato cultural que sus vecinos celtas, si no que mucho antes de la llegada de estos se habrían establecido en el lugar escapando de la destrucción de su tierra natal. Este misterioso pueblo de la Tierra más allá del Mar habría traído consigo a sus dioses incluyendo a "El que Se Recoge Dentro del Túmulo" y su forma de adoración sangrienta pero también a un oscuro dios del mar cuyo nombre es tabú y que habría sido la deidad tutelar de la ciudad de Ys antes de su destrucción. La príncesa como sacerdotisa del culto habría tenido a su disposición terribles poderes mágicos, incluída la capacidad de adueñarse de la sombra de sus enemigos, aunque la historia de la destrucción final de la ciudad es muy parecida en su versión añaden un detalle de gran interés. Se cuenta que una hija de Dahut sobrevivió a la destrucción de la ciudad y que sus descendientes, y especialmente las mujeres, cuentan con la capacidad de invocar de vuelta a los antiguos dioses, siguiendo los rituales adecuados en el momento justo.

En uno de los artículos se dice además que los miembros de el Alkar-Az no creen que todos los habitantes que permanecieron en Ys cuando la ciudad fue anegada murieron y que incluso hoy es posible contactar con ellos aunque "han sido cambiados por el Dios sin Nombre y ya no son hombres como nosotros si no criaturas del mar" creen que este pueblo submarino ha abandonando las ruinas de la ciudad, fundando un asentamiento en las aguas más profundas lejos de la costa, donde habitan desde entonces.

Caranac menciona el aspecto realmente extraño de los atavios rituales, aunque desgraciadamente no pudo realizarse ninguna fotografía de los mismos, cuyas formas sinuosas y extraños pictogramas no parecen tener conexión con el mundo celta ni con ninguna otra cultura arqeulógica europea. Reconociendo que la comparación es aventurada el mismo de Caranac afirma que le recordaron a las inscripciones del llamado Texto de R'lyeh, conservado en la universidad de Miskatonic (Arkham, Mass.) pero procedente de la Polinesia.

Un extraño suceso ¿relacionado?
El afamado autor sobre temas mitológicos y ocultismo Lewis Spence relaciona en su Historia de Atlantis directamente con la leyenda de Ys un peculiar incidente sucedido en el verano de 1925 frente a la costa bretona. Cuenta como la tripulación de un transporte militar francés en tránsito aseguró haber detectado un sorprendente alzamiento del fondo del mar frente a las costas bretonas, en una zona tradicionalmente considerada de gran profundidad. ¿Qué puede señalar este extraño fenómeno geológico? ¿qué se oculta bajo las frías aguas?

Aunque la veracidad de la noticia esta corroborada por el mismísimo New York Times, lo cierto es que ninguna investigación posterior consiguio explicar las experiencis de este solitario transporte y la profundidad del mar, aparentemente, volvió a la normalidad.

El-que-se-recoge (para SoTC)
Posiblemente un avatar o manifestación parcial de alguna poderosa entidad extradimensional que durante los rituales del culto parece alimentarse de la sangre de los sacrificios, aunque posiblemente obtiene su sustento de algún componente más espiritual del acto de adoración que de la sustancia física de la sangre. Las descripciones conocidas hablan de una sombra indefinida, que adquiere algo más de substancia durante los sacrificios aunque en ningún momento se logra reconocer una forma estable e identificable.

Es sabido que a través de El-que-se-recoge los sacerdotes de el Alkar-Az pueden aprender diversos conjuros, especialmente la temida magia de las sombras además de conjuros de hipnósis, creación de ilusiones y, probablemente, formas de control mental(reglas de magia al estilo de los mitos de cthulhu para SoTC) De esta forma los sacerdotes cuentan con formas normalmente indetectables de acabar con cualquiera que ponga en peligro las actividades de la secta.

Durante el ritual El-que-se-recoge es completamente insustancial y no puede interactuar con el mundo físico de forma directa, siendo inmune por tanto a todo daño físico. El ser puede sin embargo dañar mentalmente a sus enemigos, sumiendoles en la desesperación más absoluta con su poderosa mente inhumana pudiendo llevar a estos incluso al suicidio (tratar como un ataque contra la compostura de la víctima usando un valor de Great como ataque) sin embargo si se interrumpe el rito el ser debe volver inmediatamente a su dimensión de origen.

El-que-se-recoge no parece actuar con verdadera inteligencia limitandose a buscar alimento y eliminar a cualquiera que amanace con interrumpir la ceremonia. Nunca atacará al invocador pero esto no incluye a co-celebrantes y colaboradores del mismo que pueden muy bien ser "atacados" por la entidad hambrienta si esta no se siente satisfecha con los sacrificios.

Publicar un comentario