lunes, 23 de febrero de 2009

Cosas para leer: Hellboy el ejécito perdido


Hellboy, el peculiar "detective" sobrenatural creado por Mike Mignola, se ha convertido en una gran franquicia que incluye juegos de ordenador, películas de acción real y de dibujos animados, juguetes y novelas además de los comics originales. La calidad de este material derivado es bastante más alta que en otras muchas franquicias (rellena cada cual la que más tirria le tenga) siendo en el peor de los casos material digno aunque raramente a la altura de la obra original.

Hellboy The Lost Army de Christopher Golden fue la primera de las novelas publicadas y, en realidad, la primera aventura de Hellboy fuera de los comics en el año 1997. Golden ha escrito otras dos novelas del personaje The Bones of Giants y The Dragon Pool además de servir de editor para tres volúmenes de relatos cortos, Odd Jobs, Odder Jobs y Oddest Jobs. Al parecer la relación con Mignola ha sido bastante buena y en 2007 se publico Baltimore or the Steadfast Tin Soldier and the Vampire una novela ilustrada en la que ambos aparecen como autores (novela ilustrada que por cierto se supone que va a ser adaptada al cine por David S. Goyer)

La novela ha sido publicada en España por Norma Editorial que también ha publicado Hellboy: Los huesos de los gigantes, Hellboy: casos insólitos y Hellboy: casos aún más insólitos.

El ejército perdido del título se refiere a las tropas que el rey persa Cambises II, tras su conquista de Egipto en el 525 a.c., habría enviado al oeste, hacia el oasís de Siwa pero que desaparecieron en el desierto, sin dejar rastro. Durante la búsqueda de dicho ejército un equipo arqueológico británico, que incluye a una aristócrata emparentada con la familia real, desaparece en 1986. Pero es que además el lugar de sus desaparición se encuentra muy cerca de la frontera Libia, país con el que las potencias occidentales estaban al borde de la guerra. Los británicos envían a un segundo equipo, junto con un grupo de agentes del MI5 a investigar lo sucedido. Al frente de este segundo grupo de arqueólogos se encuentra Anastasia Bransfield que, descubrimos, se trata de una antigua novia de nuestro demonio protagonista. Es ella la que, ante las extrañas circunstancias, decide llamar a Hellboy en busca de ayuda.

Este personaje de Anastasia Barnsfield es una creación original de Golden y aparecerá de nuevo en las otras novelas escritas por el autor, y se puede decir que ha alcanzado cierto nivel de "oficialidad" al aparecer mencionada en Hellboy: The Companion (que no menciona los sucesos de otras novelas de la franquicia) Se trata de una mujer de fuerte personalidad, valiente y capaz en su campo, con la que es fácil simpatizar (aunque debemos admitir que debe ser algo gafe) Por cierto, en los comentarios de Hellboy, la película, Mignola comentaba que él nunca había pensado en darle una novia a Hellboy, que ni se le había pasado por la cabeza vamos, pero que visto que en la primera novela había aparecido Anastasia y que en la película le habían liado con Liz iba a tener que pensárselo a partir de ahora.

El resto de la novela mezcla con habilidad la trama sobrenatural con la tensa situación política y las relaciones de los personajes, el suspense sobre lo realmente sucedido se mantiene durante buena parte de la novela. Algunas escenas resultan realmente escalofriantes y las de acción están descritas con viveza. Quizás se eche en falta un mayor desarrollo de la personalidad y la historia de los "villanos" que quedan un poco desdibujados quizás por ser demasiado abundante y variado el "bestiario". También aparecen algunas escenas de humor típicamente Hellboy, incluso el chiste recurrente con la mala relación de este con la tecnología, pero en general tiene un tono más serio que el de los comics (y mucho más que el de las películas)

El libro está adornado con varias ilustraciones de Mignola distribuidas entre sus páginas, en blanco y negro y en distintos tamaños y formatos, desde pequeños recuadros que nos permiten ver apenas un rostro o una mirada, a otras a página completa para los momentos más impactantes. Casi todos los personajes principales cuentan con al menos una ilustración que complementa adecuadamente las descripciones. Otros dibujos sin embargo, especialmente primeros planos de Hellboy, parecen más bien superfluos. La portada, también de Mignola pero esta vez en color, nos muestra a Hellboy enfrentándose a los "hombres" de Cambises.

En general una buena novela y una interesante aventura de Hellboy. Un siete o un siete y medio.
Publicar un comentario en la entrada