lunes, 8 de febrero de 2010

Objeto de poder: Mjölnir


Thor o Asathor, "Thor de los ases", era uno de los dioses más importantes de la antigua religión pagana escandinava. Dios de la tormenta, y del clima, guerrero de fuerza invencible, protector de los dioses y de los hombres contra las fuerzas del caos representadas por los monstruos y, sobre todo, los gigantes. Posiblemente era la deidad más venerada durante la época vikinga, especialmente entre los campesinos, aunque Odín ocupaba el puesto central del panteón. La cosmología y el mito escandinavo son un campo increíblemente interesante y muy complejo para tratarse aquí más que de forma superficial (pero recomiendo a los interesados que indaguen en este campo por sí mismos)

Es posible que un dios de características muy similares fuera adorado entre los otros pueblos germánicos, así sería conocido como Thunor entre los anglosajones o como Donar entre los antiguos germanos. Pero debido a la casi total ausencia de textos narrativos relacionados con estas tradiciones poco se puede decir sobre el dios y sus atributos. Los escandinavos, sin embargo, conservaron durante más tiempo su religión y relatos de las hazañas del dios Thor que todavía aparecen en las sagas islandesas y en las eddas (redactadas, sin embargo, ya en época cristiana)

Su martillo Mjölnir (posiblemente con el significado de "aplastador") era uno de los símbolos principales de la religión pagana y era representado en amuletos, usado para bendecir las bodas y ocasionalmente también aparecía en las tumbas e inscripciones. La leyenda cuenta que el martillo fue forjado por los enanos (raza mitológica de enorme talento como herreros) Sindri, o Eitri, y Brok, creadores de muchos de los más fabulosos tesoros de los dioses escandinavos, además del mismo Mjölnir: el jabalí Gullinbursti, montura del dios Freyr, y el anillo Draupnir, que cada noche producía ocho anillos de oro de su mismo peso. Pero a lo largo de las historias se puede afirmar que sin duda el martillo es el mayor de los tesoros, arma terrible que significa la ruina de los enemigos de Asgard ("recinto de los ases", el reino de los dioses) y de Midgard ("recinto de en medio", la Tierra) pese a tener un pequeño defecto de construcción, un mango demasiado corto.

El culto a los dioses escandinavos se extendió por una amplia zona geográfica en distintos momentos, especialmente durante la era de la gran expansión vikinga. Durante el periodo de máxima extensión podía encontrarse practicantes de esta fé en lugares tan remotos como Groenlandia o el corazón de Rusia. Sin embargo, y tras un largo proceso, estos pueblos escandinavos terminarían convirtiéndose al cristianismo, aunque muchas de las antiguas tradiciones sobrevivirían aún entre los ahora conversos.

En el siglo XIX se produjo un nuevo interés y entusiasmo por los antiguos mitos en los países germánicos, interés que desembocó a finales del siglo en el nacimiento de algunos movimientos que podríamos calificar como neopaganos en Alemania y los países escandinavos. Vinculados estrechamente con este renacer se encuentran los grupos denominados ariosofistas de los que ya he hablado en el artículo sobre la Sociedad Thule y el Ocultismo Nazi.

El rastro de Mjölnir
Algunos indicios, poco más que leyendas y rumores, parecen indicar que este poderoso objeto por algún motivo se encuentra en la tierra y no en un hipotético otro plano de existencia en manos de una supuesta divinidad. Adam de Bremen, cronista del siglo en el cuarto volumen de su Gesta Hammaburgensis Ecclesiae Pontificum, que se centra en la conversión de los suecos, cuenta que existía la leyenda de que el martillo descansaba en una isla minúscula en el océano ártico, "más allá de los mares conocidos", protegida por tormentas sobrenaturales.

Como parace lógico suponer los principales interesados en encontrar cualquier señal para localizar este objeto han sido los miembros de la Sociedad Thule, y organizaciones afines, que consideran estas leyendas como parte de su herencia y el objeto como su posesión legítima. Cualquier aberración climática, cualquier patrón extraordinario de tormentas es motivo suficiente para enviar a un grupo de investigación. El mismo Himmler se aseguró de que la Ahnenerbe tuviera muy presente este objetivo recopilando cualquier rastro que pudiera indicar la localización de objeto, especialmente interesado en sus posibilidades como fuente de energía.

Aunque las posibilidades más obvias son por supuesto las tierras escandinavas y sus mares circundantes existen posibilidades más intrigantes ¿y si en manos de algún varego hubiera llegado hasta Bizancio? ¿quizás fuera enviado a Roma por algún nuevo converso escandinavo?

Una teoría que me atrevo a formular es que el objeto, y quizás parte de las leyendas a él vinculadas, sea en realidad de origen hiperbóreo. En este caso quizás la dramática narración del Völupsá ("la profecía de la vidente") poema profético que narra los acontecimientos del Ragnarök ("destino de los dioses") sea en realidad una tradición deformada de acontecimientos sucedidos en los últimos estertores de la antigua civilización y los terribles desastres naturales y sobrenaturales que acabaron con ella. Otros han aventurado nada menos que un origen extraterrestre para este y otros objetos similares, habiendo sido creados como "falsificaciones" en el siglo X por un científico capelleano. Otro autor contemporáneo ha identificado, en una obra de ficción, el martillo de Thor con el tesoro secreto de los templarios.

El martillo de Thor para SoTC
El martillo de Thor es un poderoso acumulador eléctrico, que igualmente podría haber sido creado con magia o con alguna ciencia desconocida. Cuando está cargado el martillo puede provocar un daño terrible contra cualquiera que sea golpeado con él, pero también permiten concentrar estas descargas para arrojar un verdadero rayo contra su objetivo (utilizando la habilidad de puntería). Estos poderes eléctricos pueden usarse cada cinco turnos de combate (o menos si existe alguna otra fuente de electricidad de la que el martillo pueda utilizarse).

Aspectos: Mata gigantes, arma pavorosa, brillo eléctrico, preciso

Modificador de daño (descargado): +2

Modificador de daño (cargado): +5

Modificador de daño (a distancia): +5

Requisitos: Se necesita una fuerza al menos grande (+4) para poder utilizar el arma y cualquiera que lo toque estando cargado y que no cuente con protecciones adecuadas, en las leyendas Thor utilizaba un par de guantes mágicos de hierro, sufrirá una descarga como si hubiera sido impactado por uno de sus rayos.

Otros poderes, como controlar el clima o su influencia sobre la fertilidad y la buena suerte, he preferido dejarlos de lado en esta versión (suficientemente poderosa ya de por sí) también he decidido dejar de lado el poder de ser arrojado y volver a su poseedor, demasiado vinculado para mí al Thor de Marvel Comics.
Publicar un comentario