lunes, 24 de enero de 2011

Cosas para ver: The Green Hornet de Micheal Gondry



El Avispón verde es un personaje creado en un serial radiofónico en 1936, que en los 40 gozó de un par de seriales realizados por la Universal y una colección de comics de moderado éxito. Pero,  posiblemente, la mayoría de la gente que recuerda al personaje en absoluto (no es que sea extremadamente popular) lo hace por la serie de televisión de los 60, más que nada por la aparición de Bruce Lee en el papel de Kato el"ayudante" del héroe.

Y lo cierto es que la serie de los 60 tenía mucho de risible: los limitados presupuestos obligaban al uso repetitivo de secuencias (por ejemplo la escena en cada episodio en que cogían el coche), y contaban a menudo con argumentos completamente alucinados y camp similares a los que aperecían en la coetánea Batman. Otra de las características, esta involuntariamente, graciosas de la serie original es que en las peleas a menudo es Kato, supuestamente el personaje secundario, el que acapara todo el protagonismo, con sus movimientos de artes marciales, mientras que el Avispón a duras penas se consigue deshacer de un enemigo. Esta idea es llevada al extremo, y se puede decir que constituye la base, de esta última desafortunada adaptación.

Y es que la película tiene un gran problema, no sabe si es una parodia o una película de acción, aunque siempre con una preferencia por el tono cómic. Sus valores como parodia por otra parte son bastante limitados, ya que en realidad el chiste que repite es una y otra vez el mismo: Britt Reid, alias el Avispón Verde, es un inútil niño rico, un inmaduro que no tiene ni idea de lo que está haciendo y Kato es el único medio capaz en este dueto de luchadores contra el crimen. Todos los dialogos, y especialmente los del personaje protagonista, son absurdos, incapaces de adaptarse a distintos tonos o registros (hay un intento durante la primera actuación del Avispón y durante un segundo hay algunas, pocas, esperanzas de que de aquello pueda salir algo medio decente) Todas y cada una de las escenas de acción están punteadas por los comentarios a destiempo de Seth Rogen (yo al menos termine bastante cansado de los "oh, tío, que pasada" y similares) Actor en un papel para el que, realmente, no es adecuado. Interpreta, y escribe así que no puede mitigir al culpa, un personaje que parece ver lo que sucede a su alrededor sin terminar de creerselo, como si fuera un espectador más que el personaje que las está viviendo, y sufriendo los acontecemientos. Y esto es un gran fallo como parodia, el protagonista es demasiado autoconsciente de que hace tonterías.

Puede parecer injusta que mi crítica tan negativa se centre únicamente en el protagonista, pero teniendo en cuenta que es en él en quien supuestamente se apoya el peso dramático de la película, y fracasa estrepitosamente, me parece una perdida de tiempo decir mucho más sobre el triste papel de Cameron Diaz o lo, poco, que destaca Cristoph Waltz como un villano con problemas de vestuario. Tampoco voy a decir nada sobre Michael Gondry ya que muy poco de su estilo puede apreciarse en esta película, quizás con la excepción de un par de escenas muy concretas (especialmente la que ilustra el proceso mental del Avispón cerca del final)

En el terreno mitográfico es una pena que hayan optado por un reinicio de la franquicia en vez de convertir a este Avispón Verde en el depositario de la tradición familiar de la familia Reid... pero supongo que este es un problema menor comparado con todo el resto de la película.

Mi recomendación: no la veais al no ser que os gusten mucho las parodias o Seth Rogen os parezca un genio del humor.
Publicar un comentario