viernes, 11 de mayo de 2012

Cosas para leer: Magia de Thule, Las historias de John Thunstone de Mandly Wade Wellman


Hace tiempo que no reseñaban un libro publicado por la Biblioteca del Laberinto y casi un año desde que reseñe un libro de Manly Wade Wellman. Pero son estos un autor y una editorial que no pueden faltar en la colección de cualquier aficionado al pulp.  En este caso se trata de la recopilación de los relatos centrados en el investigador de lo paranormal John Thusntone. Relatos publicados en Weird Tales entre 1943 y 1951, además de un relato adicional publicado en un fanzine en 1982.

El libro se compone de una serie de relatos cortos que pecan de ser en exceso formulaicos, a menudo repitiendo los mismos elementos e incluso resolución entre los diferentes cuentos y terminan resultando un poco cargantes. De la misma manera a veces la colección de citas que salpican los relatos, al estilo de los fragmentos del Necronomicom de Lovecraft, resulta algo artificial.  En general me ha parecido una recopilación bastante menos interesante que Who fears the devil?, principalmente porque el personaje principal me parece mucho menos digno de interés que “Silver” John. Thunstone, una mezcla de investigador y superhombre,  es un personaje poco simpático y escasamente definido, resulta difícil incluso hacerse una imagen mental de su apariencia, que carece de una personalidad con la que podamos conectar. 

Si me ha gustado la utilización como villano en  varios relatos de Rowley Thorne, un trasunto de Alisteir Crowley. La aparición de Crowley o alguno de  sus sosias (por ejemplo, el Olvier Haddo de El Mago de Somerset Maughan o el Mocata de The Devil Rides Out de Dennis Whateley) siempre resulta un valor añadido para mí. Estas historias se convierten en las más destacadas de un  libro que en general no resulta brillante. Wellman planta algunas referencias a otros personajes y autores  de Weird Tales, a Lovecraft, al Jules de Grandin  de Seabury Quinn y al Juez Pursuivant (otro investigador de lo oculto creado por Wellman) Pero Wellman no se limita a relaborar lo creado por otro e intenta introducir su propia “mitología” en torno a los misteriosos shonokins, un pueblo pre-humano de hechiceros que compiten con Thorne para convertirse en la némesis de Thunstone.

Sobre la  edición en sí poco que decir, aunque apuntar que  en algún momento el formato utilizado por Biblioteca del Laberinto ha cambiado, utilizando para este libro un tamaño significativamente inferior a libros anteriores. El  trabajo realizado para incluir notas para la mayoría de referencias paranormales de los relatos es digno de mención, sin embargo hay algunas decisiones que no me terminan de resultar tan acertadas. Para mí  la peor en ese sentido  es la decisión de traducir  la forma localista de hablar de algunos personajes, en el relato La mano del hombre muerto.  Para ello utilizan elementos de ciertas hablas locales españolas, así por ejemplo leemos: “[…] encantada no es la palabra adecuá. Mardita sí lo es. A un servidó no le quedan muchas noches pa gastar; y no pienso margastá ni una en la granja del viejo Monroe”;  dejando de lado la decisión en sí (a mi entender errónea) este párrafo carece de coherencia, si el personaje habla con un acento tan marcado como para escribir “margastá” ¿no debería manifestarse en la totalidad de las palabras y no sólo en algunas?

Como ilustación de portada se utiliza la  del número de julio de 1946 de la revista Weird Tales, en la que  apareció originalmente La ciudad shonokin.  El libro cuenta con algunas ilustraciones interiores, realizadas por Kenneth Walter para un recopilatorio americano del 2000, no excesivamente brillantes, algunas realmente feas,  y que no consiguen trasmitir demasiado ni iluminar el contenido de los relatos. 
Publicar un comentario