miércoles, 2 de mayo de 2012

Cosas para ver: Los Vengadores de Joss Whedon

Me uno al coro de entusiasmo, casi, generalizado que se ha formado en internet en torno a esta magnífica película de superhéroes.Si he tardado tanto en escribir esta reseña, ya había visto la película el viernes pasado, fue principalmente por lo difícil que se me hace ahora mismo hablar de ella sin comportarme con un fanático enloquecido.

Gran parte del éxito de este película es responsabilidad de Joss Whedon, director y uno de los guinistas del film. Personalmente soy un gran fan de su trabajo y, especialmente, de su actitud hacia el material superheroico.Además de su trabajo en este película y su trabajo como guinista en el comic Astonish X-Men, para mi Buffy Caza-Vampiros y, en aún mayor medida, Angel son series básicamente de superhéroes, aunque con un trasfondo sobrenatural, y manejan con gran habilidad los temas más básicos de esa clase de historias: responsabilidad y sacrificio, pero siempre con un humor que funciona sin desvirtuar estos temas. Y este es un elemento que funciona maravillosamente en esta película: hay humor, mucho y buen humor, pero este no disminuye el alcance épico del enfrentamiento.

La película consigue hacer comprensible la reunión de un grupo amplio  de personajes y manejarlos para que todos ellos tengan momentos de protagonismo y para su lucimiento. Destaca en este sentido el papel casi de protagonista del que goza Robert Downey Jr. como Iron Man, lógico teniendo en cuenta el resultado de las películas de cada uno, pero también el que se reserva a la Viuda Negra encarnada en Scarlett Johansson o el Bruce Banner interpretado por Mark Ruffalo. El villano Tom Hiddleston consigue ser mangíficamente perverso y grotescamente malvado con bastante gracia. Sin embargo Chris Hemsworth como su hermano Thor sigue resultándome el menos interesante de esta galería de personajes (y lo digo yo, fan de Thor de toda la vida), quizás por ser por su tono mitológico el más difícil de manejar, y aún así incluso él tiene sus momentos.

Hay algunos momentos de cierto atasco, y ciertos momentos que era inevitable superar, pero todo se resuelve de una manera bastante fluída.  Otra cosa que me ha encantado es que, al contrario que lo que sucedía en la decepcionante segunda mitad del Capitán América, las escenas de combate consiguen que veamos a los héroes esforzarse, sudar y salir heridos. Y también que en dichas escenas realmente se distingue lo que está pasando, cosa rara de ver en estos tiempos, y a todos los personajes se les permite su momento de gloria y lucimiento. Me ha gustado particularmente como se da espacio para que el Capitán América demuestre su habilidad atlética y sus dotes como líder, algo que no habíamos visto apenas en su propia película.

Publicar un comentario