domingo, 13 de mayo de 2012

Cosas para ver: Young Justice (dibujos animados) Primera Temporada


He aquí la segunda reseña, casi seguida, de una serie reciente de dibujos animados. Este campo, las series televisivas de dibujos, es un terreno de batalla preferido por las multinacionales dueñas de los derechos ya que posiblemente tengan más peso sobre el público juvenil (que compra su mercadotecnia) que los mismos cómics.

Nos alejamos de los terrenos de Marvel para introducirnos en los menos transitados, especialmente por los fans españoles, de DC.  Pese a ello DC lleva muchos años, desde los tiempos de Batman: The Animated Series, ofreciendo productos de gran calidad, aunque no siempre en el terreno televisivo.

En mi opinión Young Justice se trata de una serie incluso mejor que la anteriormente reseñada Avengers Earth's Mightiest Heroes, aunque su tono es lo suficientemente distinto, con una mayor importancia de las tramas conspirativas y las relaciones personales en la serie de DC frente a un enfoque más aventurero en la de Marvel.

En este caso uno de los elementos más interesantes, a la hora de decidirme a ver la serie,  era la participación de Greg Weisman,  la mente creativa principal tras las dos primeras temporadas de la excelente Gárgolas: Héroes mitológicos (la tercera o Goliath Chronicles, mejor olvidarla).

Este autor  no aparece únicamente como creador de la serie, junto a Brandon Vietti,  si no que también  es escritor y/o productor en diversos episodios individuales de esta primera temporada. 

Los personajes escogidos son, como resulta fácil suponer por el título, los jóvenes pupilos  de la Liga de la Justicia.  Cada héroe y heroína cuenta con una personalidad marcada y diferenciada que sirve como motor para alguno de los mejores episodios.  Mientras Robin, Superboy, Miss Martian, Kid Flash, Aqualad y Artemis, y más tarde Zatanna, forman el nucleo del equipo Speedy/Red Arrow es un rebelde que prefiere actuar en solitario, siendo el no-miembro por excelencia del grupo.

Se mezclan orígenes clásicos, nuevos y modernizados, se alteran por ejemplo las edades relativas de unos y otros para formar un grupo de personalidades que se complementan y ofrecen también conflicto además de humor. Más tarde, casi al cierre de la temporada, se incluye a Rocket y su mentor Icon, personajes provenientes del sello Milestone integrado (brevemente) en el universo DC tradicional tras Crisis Final pero desaparecidos antes del relanzamiento de New 52.


Por lo demás los superhéroes  de la JLA ocupan un papel secundario, aunque a menudo aparecen cumpliendo otras misiones "de fondo",  que va cobrando importancia según se acerca el final de temporada. Superman, Batman, Green Arrow y el Detective Marciano adoptan distintas posturas paternales hacia sus protegidos, siendo curiosamente Batman quien parece ser el padre perfecto y Superman quien tiene más problemas para aceptar a su clon como parte de su "familia".

Además de los mentores de los héroes juveniles, los únicos "adultos" que juegan un papel permanente son Tornado Rojo, un androide que se convierte en el cuidador de estos héroes, Canario Negro, que los entrena en técnicas de combate, y el Capitán Marvel (por eso lo de entrecomillar lo de adultos), muy divertido en sus apariciones ocasionales por el contraste entre su edad real y su edad aparente.

De nuevo, como en el caso de la serie de Avengers, nos encontramos con  que no se intenta explicar de donde han salido todos esos personajes o quien es cada nuevo héroe que aparece más allá de lo que es estrictamente necesario para la historia (y a veces ni eso): el universo DC, en esta versión, parece ya algo firmemente establecido y que no requiere más justificación.

La serie cuenta con una animación impecable, los productos de DC/Warner siempre tienen un acabado técnico de la mejor calidad, que tiene similitudes con las actuales películas animadas producidas por la compañía. Utiliza un diseño  claro y muy estilizado, rasgo acentuado por las proporciones juveniles de los protagonistas.

Los uniformes de los héroes mantienen los elementos icónicos de las versiones recientes de los personajes, ligeramente adaptados o retocados, con algo más de innovación en personajes secundarios y sobre todo en algunos villanos; Aqualad es el único personaje y uniforme nuevo (aunque Artemis es un personaje nuevo su uniforme es una modificación del de Arrowette), con elementos tomados del clásico de Aquaman y del Aqualad de los comics.

Una idea que me ha resultado curiosa, tanto que ya la he "homenajeado" en cierto grupo de héroes de mi campaña, es que los personajes cuentan con uniformes capaces de adoptar dos "configuraciones" una normal y otra de infiltración para distintos tipos de misiones.



Se nota una querencia por los elementos más conspirativos, que la da cierto de serie de (super)espías a varios episodios y que resultan lo más innovador frente a otras series de superhéroes.Es también digno de mención que los guionistas hayan, en general, evitado a los villanos más reconocibles para dar una importancia a otros menos conocidos.

Acabada la primera temporada quizás resulte un poco apresurada
la conclusión de ciertas tramas.
La lectura de la etapa llena de humor de Peter David en la colección de comics del mismo título es una influencia  evidente, como muestra la inclusión de Red Tornado o de la Supermoto.  Pero Young Justice se atreve a alejarse más de su material de origen de lo que lo hace la serie de los Vengadores, haciendo cambios bastante radicales en el historial de al menos uno de sus personajes principales.

El aspecto adolescente de las personalidades de los personajes está muy conseguido: sus inseguridades, sus temores, esa mezcla de intentos de ser adultos, y ser tomados en serio, y ataques de  locura juvenil, y de irresponsabilidad, que hace tan divertidos, de ver y de jugar, a los personajes de esta edad. Por supuesto esto también sirve para introducir, más o menos sutilmente, algunos contenidos moralistas sobre la aceptación de uno mismo, la amistad o la confianza, pero sin volverse excesivos ni condescendientes.

Puntuación: 8/10
Publicar un comentario