sábado, 20 de abril de 2013

Cosas para leer: The Bloody White Baron de James Palmer

Biografía del peculiar Roman Ungern-Sternberg (1886-1921), conocido también como el “Barón loco” y otros epítetos similares, un personaje  que ya ha tenido una breve mención en el blog (en la lejana entrada sobre la Corona del Gran Khan) y que siempre me ha resultado muy interesante. Volvemos también al espacio centro-asiático que visitamos en otras entradas y reseñas, ese mundo que se extiende desde Mongolia al Himalaya.

Impregnado de teosofía mal entendida, pensamiento apocalíptico y antisemitismo furibundo el personaje resulta una mezcla de barbarismo antiguo, cargas con sable, brujería y superstición, y moderno, ametralladoras y trenes blindados, propia de la época. Hijo de una familia noble de origen alemán en el báltico ruso, se trataba de  un tipo violento, indisciplinado, brutal y posiblemente sádico,  su vida sin embargo le llevó muy lejos, a las lejanas fronteras orientales del imperio ruso, donde encontró su destino entre los buriatos y los mongoles.

El libro nos ofrece la escasa información sobre su infancia y juventud, su expulsión de diversas academias militares, las influencias seminales en su personalidad, y  su participación en la guerra ruso-japonesa y en la Guerra Mundial como el preludio del capítulo central de su vida, su tiempo como conquistador y dictador en Mongolia.

Su papel como uno de los más temidos y odiados generales “blancos”, el bando antibolchevique durante la guerra civil que siguió a la Revolución de Octubre, le convirtió en figura recurrente de la propaganda soviética, y también de la propaganda antisovietica,  lo que ha mezclado inexorablemente verdad y exageración en las fuentes sobre su vida.  Pero más allá de la exageración sus crímenes sangrientos, sus planes grandiosos  (que incluían restaurar no sólo al zar si no también al emperador en China y crear un enorme estado Mongol en el centro de Asia) y el miedo irracional que provocaba en sus subordinados son mucho más fascinantes que sus escasos éxitos.

El autor James Palmer escribe una biografía bien documentada, que intenta extraer la verdad en medio de la leyenda. Para ello contrasta todas las fuentes disponibles y presta gran atención a aquellas escritas por sus supuestos aliados, pero sin perder la ironía cuando resulta necesario. Critica por ejemplo por inexacto el popular retrato del Barón que se ofrece  en Bestias, Hombres y Dioses de Ferdinand Ossendowsky, o relativiza la buena imagen que el budismo tibetano (religión mayoritaria en la Mongolia de los años 20) ofreciendo algunas poco edificantes anécdotas de sus líderes reencarnados (sin minimizar por ello sus críticas a la invasión China o la supresión violenta de esa misma religión en Mongolia)

Fuera de la vida de Ungern-Sternberg  el libro ofrece pequeñas viñetas muy interesantes sobre los temas más diversos, en general una lectura más que recomendable para cualquiera, como yo, interesado en esos tiempos y lugares. Palmer hace un trabajo magnífico haciendo comprensible y claro un mundo caótico y perdido.
Publicar un comentario