martes, 2 de abril de 2013

Cosas para leer: The Tales of Inspector Legrasse H.P. Lovecraf y C.J. Henderson


La parte de H.P. Lovecraft del volumen se reduce a la enésima publicación de La Llamada de Cthulhu, la primera aparición del inspector de Nueva Orleans, mientras que el resto de relatos son producto únicamente de la creatividad de Henderson. Este utiliza al personaje Lovecraftiano como protagonista en una serie de aventuras  que le llevan muy lejos, geográfica y figurativamente, del relato original. 

El primero de los relatos originales del libro, titulado Patiently Waiting, ya apareció en español en  la edición de la Factoría de  La Saga de Cthulhu, una de las recopilaciones de relatos seleccionados por Robert M. Price (que también escribe una breve introducción para este volumen). Esta historia es una secuela directa de la Llamada, con el inspector enfrentándose a aquello que fue dejado atrás por los sectarios originales.

Resulta curioso To Cast Out Fear   un relato muy corto, casi un anécdota, que  lleva a Legrasse al encuentro de Anton Zarnak.  El investigador paranormal creado por Lin Carter volverá a aparecer en otra historia de la recopilación,  Locked Room. Sin embargo se trata de dos relatos muy distintos, siendo el primero más bien una historia de Zarnak con participación casi testimonial de Legrasse y el segundo una historia de acción en que el personaje de Carter es más una excusa y deus ex machina final que otra cosa. El contraste entre ambos investigadores, uno de ellos casi un superhéroe de lo sobrenatural, resulta interesante pero no ayuda a mantener un tono claro en el conjunto del libro.

El resto de relatos van desde lo anecdótico hasta lo apocalíptico, incluyendo gigantescas batallas contra hordas de profundos en Where Shadow Falls, para mi el mejor de todos estos cuentos. Como normal general, y este es la máxima expresión, en esta recopilación prima más la acción que la reflexión o el terror puro. Hay algo terriblemente divertido en esos momentos en que la inagotable marea de cuerpos monstruosos y deformes rodean a Legrasse y a sus aliados pese a todos sus esfuerzos y armamento. 

En resumidas cuentas se trata de historias correctamente escritas y animados, especialmente cuando se lanzan a la acción más alocada pero que fallan cuando intentan dar algo más de empaque “cósmico” al conjunto. Legrasse se convierte en un héroe que utiliza su conocimiento sobrenatural para detener lo inevitable, no demasiado lejos del Laban Shrewsbury de Derleth en ese sentido, aunque con relatos mejor construídos, muy lejos del inspector fuera de lugar del relato original.

La edición es bastante pobre, con tipo de letra pequeño, portadas endebles y, lo que resulta peor, gran cantidad de errores tipográficos y erratas que, sin embargo, no llegan a hacer el texto ilegible (aunque no ayudan). 
Publicar un comentario