viernes, 13 de marzo de 2015

Héroes y villanos: Sangre Azul

Augustus C. Fitzroy nació en un hogar que podría considerarse el epítome del “dinero antiguo”,   uno de esos linajes que junto a los Cabot o los Aston se pueden calificar como aristocracia de los Estados Unidos. Criado en los más exclusivos ambientes educativos, mimado por todos los bienes que el dinero podía comprar, Augustus creció alimentando una inteligencia privilegiada pero también una egolatría brutal y una falta de empatía absoluta. Para él sus privilegios eran algo natural, producto de las evidentes virtudes innatas de su herencia y parentesco. Y como tal se comportaba, sin preocuparse de los negocios ni de obtener algo parecido a un trabajo.

Pero cuando llegó la crisis del 29 las empresas familiares se hundieron, aparentemente de la noche a la mañana: inversiones equivocadas y el exceso de optimismo habían dejado a la familia Fitzroy en la pobreza más absoluta. Desesperado por la situación, el cabeza de familia Octavius C. Fitzroy, se suicidó, incapaz de soportar la enormidad del desastre. La mansión Fitzroy, la colección de arte, sus coches, sus fábricas, … todo se malvendió en un intento de obtener efectivo con el que evitar la ruina total, sin éxito. 

El rico heredero se vio arrojado a una vida que le resultaba odiosa y despreciable, para la que además no estaba preparado, teniendo que trabajar en cualquier cosa para poder sobrevivir, en medio de la Gran Depresión. En Septiembre de 1933  Fitzroy trabajaba de guardia nocturno en el Museo de Brooklyn cuando este comenzó a exhibir una pieza recién excavada en Egipto, un zafiro estrellado llamado Sangre Azul al que se vinculaban diversas leyendas sobre fuerzas oscuras y maldiciones. Por algún motivo Augustus se obsesionó con la pieza: pasaba los días soñando con ella y las noches observando su vitrina, hasta casi la locura, incluso le parecía que la joya le llamaba en medio de la noche. Finalmente se decidió, se apropió de la joya y desapareció en la oscuridad.

Unas semanas después reapareció, pero no como Augustus C. Fitzroy si no como el criminal enmascarado  Sangre Azul, el Rey del Crimen.  Con unas nuevas capacidades, se desconoce si obtenidas gracias al zafiro o innatas, y su carácter despiadado se convirtió en una figura temida y respetada en los bajos fondos, solucionando de forma expeditiva cualquier burla hacia su peculiar estilo o su excéntrica forma de trabajar.

Al contrario que los jefes criminales convencionales  a Sangre Azul le encanta llamar la atención, ejecutar grandes planes espectaculares y algo rocambolescos que demuestren su “genio”. Aficionado al lujo y a los objetos caros  muchas veces sus robos, especialmente de arte, van destinados a su disfrute personal y no al mercado. Sin embargo no está por encima de realizar robos menos llamativos cuando necesita el dinero para sus grandes “obras”.

Entre sus primeras acciones, durante el invierno de 1933-1934, comenzó una serie de extorsiones y asesinatos espectaculares contra los que llamaba arribistas de la alta sociedad neoyorquina, incluido Robert G. Walton (la identidad civil del héroe conocido como Vigilante). Este consiguió detener la cadena de asesinatos sin desvelar su secreto, pero desde entonces el criminal convirtió al justiciero oscuro en su némesis particular.

Sangre Azul pasó varias veces por la prisión, pero  brevemente ya que siempre consiguió fugarse. Incluso en una ocasión, en el verano de 1938, fue detenido y condenado a la pena capital, escapando la misma noche de su ejecución en Sing Sing, matando de paso a  uno de los testigos de la misma (lo que resulto haber sido su objetivo desde el principio).

Durante los años de la guerra Sangre Azul siguió actuando en los Estados Unidos, sin mostrar ningún interés en el conflicto, aunque las circunstancias parecieron frenar su estilo más espectacular. Además, debido a que el Vigilante se había centrado en el escenario internacional junto con los Aliados, debió enfrentarse con regularidad a otros héroes y justicieros de la ciudad.

Acabado el conflicto el Vigilante y Sangre Azul continuaron con su enfrentamiento particular, que culmino en 1962 cuando, como resultado del mismo, el héroe sufrió graves heridas que le obligaron a retirarse y el villano desapareció sin dejar rastro. Aunque hubo un segundo (1969-1978) y tercer (1987-1995) Sangre Azul al parecer se trataba de imitadores sin conexión directa con el original.

Sin embargo en el año 1995 el que afirmaba ser el Sangre Azul original, pero sin señales de envejecimiento, reapareció para convertirse en enemigo recurrente de Halcón Nocturno.  No se ha podido confirmar si se trata realmente del mismo individuo, o únicamente un imitador más concienzudo que los anteriores,  ni a que se debe ese hiato en su carrera criminal.

Sangre Azul
PL  8

Características
Fuerza 3, Resistencia 3, Agilidad 8, Destreza 5, Lucha 3, Intelecto 5, Percepción 3, Presencia 3

Poderes
Voces en su cabeza: Sentidos 1 [Sentido del peligro]
Agilidad sobrehumana: Agilidad mejorada 5
Mala suerte: Control de la suerte 6 [Sólo efectos negativos; Área (+1); Limitado (-1), Resistible (voluntad –1), Puntos de suerte (+4)]

Equipo
Pistola pesada (8 puntos)
Abrigo acolchado (1 punto)
Cuartel: Guarida subterránea (11 puntos) Tamaño: Medio, Dureza: 8.  Biblioteca, Celdas,  Comunicaciones, Enfermería, Espacio residencial, Oculto 2, Trampas mortales.

Habilidades
Atletismo (+3),  Engañar 7 (+10), Experto: Historia del arte 4 (+9), Perspicacia (+3), Intimidación 3(+6), Investigación 1 (+6), Percepción 3 (+6), Persuasión (+3), Juegos de manos 3 (+8), Sigilo 4 (+12), Tecnología 1 (+6),  Vehículos 2 (+7)

Ventajas
Secuaces 10 [150 pp en total], Aturdir [Engañar], Ganar iniciativa, Evasión +2, Esquiva increíble, Provocar, Equipo 4, Contactos, Movimiento defensivo 2.

Ataque
Iniciativa +8
Desarmado +4, Daño 3
Pistola pesada +4, daño 4
 
Defensa
Esquiva 11, Parada 11
Fortaleza 8, Voluntad 8
Dureza 5 (Movimiento defensivo 2)
 
Complicaciones
Motivación: Sangre Azul piensa que la sociedad le ha privado de lo que es suyo por derecho y está dispuesto a cualquier cosa por recuperarlo, aunque eso implique robar, asesinar o cualquier otra actividad criminal.

Enemigo: El Vigilante es el enemigo constante que siempre frustra sus planes y que una y otra vez le ha llevado a la cárcel. Por ello vive obsesionado por él y su mayor deseo es derrotarle definitivamente.

 
Puntos de poder
Características 56+Poderes 27+ Ventajas 23+Habilidades 14+Defensas 21= Total 141
Publicar un comentario en la entrada