miércoles, 27 de mayo de 2015

Cosas para leer: La maldición de la Diosa Araña de Miguel Ángel Naharro


He estado mucho tiempo, algunos dirían que demasiado, resistiéndome a hacer esta reseña. A lo largo del tiempo he reseñado muchas cosas en el blog pero en general mis reseñas tienden a centrarse en lo que me gusta más que en lo que me disgusta, (excepción hecha quizás de mi inveterado odio a Zack Snyder). En particular he intentado no reseñar negativamente aquellos proyectos que, pese a no gustarme en lo personal, encuentro interesante o valiosa su aportación. Tal fue el caso de la Maldición de la Diosa Araña, un proyecto loable con un resultado para mi mediocre. Vaya por delante, pues, que mi tardía crítica es negativa pero no quiero que esto sea visto como un ataque al proyecto ni al autor.

El argumento sigue a un buscador de tesoros, Jonathan Baker/la Garra, enfrentado a los nazis en la búsqueda de un artefacto místico de poder incalculable y consecuencias catastróficas. Resulta evidente la referencia a las aventuras de Indiana Jones, aunque la presencia de superhumanos, hechiceros y monstruosidades se alejan mucho de dicho referente. Para mi algunos de estos elementos parecen remitir mucho más al mundo de los superhéroes que al pulp: con  ligas secretas de protectores de la tierra y peleas para salvar a la humanidad en la luna. Se que esto es un tema complejo, ya que cada uno de los lectores interpreta que significa "pulp" de formas diferentes. Para mi algunos de los que escriben sobre, o en torno, al pulp destacan de forma excesiva los elementos absurdos de los relatos del medio más que sus rasgos positivos, degenerando hacia una parodia más que un homenaje, otros, como el autor de este libro,  llevados por la misma tendencia postmoderna a la mezcla y a la exageración, olvidan cierto tono atado a la tierra que, reitero, para mi es señal del mejor pulp. 

Los mejores momentos son los de pura aventura que salpican la alargada persecución que es en el fondo la trama, como también resulta interesante la  historia de origen del protagonista. Resulta una pena que sus poderes y capacidades resulten tan poco definidas y, en demasiados casos, sirvan como deus ex machina para sacar a nuestro personaje y a sus aliados de los problemas. Interesante es también la aparición de Walkyria, ¿homenaje o cruce con el personaje de la serie de Airboy? Pero en general los personajes resultan poco dibujados, más allá de encajar en categorías genéricas carecen de rasgos de personalidad propios que nos permitan apreciarlos por algo más que se adecuación al ambiente y al tono. 

En cuanto al estilo de redacción he de decir que no me ha gustado, durante todo el texto hay expresiones que me chirrían, construcciones que resultan poco claras o que no ayudan a entender lo que el autor intenta trasmitir, cuando no resultan  paradójicas. Intentando mantener un estilo directo y rápido, y consiguiéndolo en general, a veces resulta seco en exceso, casi telegráfico y las descripciones raramente hacen justicia a los ambientes fantásticos por los que nos paseamos. 


Puntuación: 3/10
Publicar un comentario en la entrada