miércoles, 16 de marzo de 2016

Irlanda en la época de Solomon Kane (1555-1607) Los nuevos Fianna

Una Fiann (plural Fianna) era una pequeña banda de guerreros independientes en los siglos medievales, formado normalmente por jóvenes sin tierras, como forma de buscar fama y fortuna gracias a su valor y habilidad de lucha, y que servían directamente al Alto Rey irlandés y no ha ninguno de los reyes provinciales o tribales. Entre todas las que existieron, o se dice que existieron, destaca entre todas la banda legendaria dirigida por Fionn mac Cumhail, los fianna por excelencia. 

Las historias de Fionn mac Cumhail y su fianna del pasado es parte del acerbo cultural gaélico. Los cuentos de Fionn, de Osín, de Diarmuid y de otros héroes (el llamado Ciclo Feniano) son recitados por los poetas en las cortes de la nobleza y cuentos fantásticos forman parte de la tradición popular, no sólo de Irlanda si no también de la cercana Isla de Man y las Tierras Altas de Escocia. 

En las leyendas Fionn lidera a un heroico grupo de guerreros, muchos de ellos dotados de poderes o armas sobrenaturales, en una serie constante de aventuras, luchando contra terribles monstruos (gigantes, dragones, fomorianos...) y cruzando su camino a menudo con el misterioso mundo del shide, donde viven las hadas. 

Por ello no es extraño que este pequeño grupo haya escogido al grupo de héroes legendarios como su modelo e ideal. Según la leyenda interna, repetida en la iniciación de los nuevos miembros, afirman que su organización deriva directamente de los antiguos personajes antes mencionados; sin embargo, muchos de sus miembros más eruditos dudan  de esta leyenda y sitúan su fundación en tiempos de Brian Boru o alguno de sus descendientes inmediatos. Lo cierto es que sus propias actas y documentos sólo pueden rastrearse hasta el siglo XII aproximadamente, sumiendo la época más remota en la oscuridad.

Objetivos
Estos fianna tienen como principal ocupación luchar contra monstruos y las fuerzas oscuras que amenacen Irlanda. Esto incluye, especialmente, las diversas "hadas" peligrosas que pueblan las regiones agrestes pero también grupos como los adoradores del Dragón o el culto de Crom Cruach

Aunque consideran su deber defender la totalidad de Irlanda normalmente su presencia, al ser en su mayoría gaélicos, se ve dificultada en la Empalizada, las ciudades y otros áreas bajo poder directo de la corona. 

De forma secundaria consideran su deber conservar y ampliar el conocimiento sobre los seres sobrenaturales y el paisaje encantado irlandés, escribiendo tratados y obras secretas sobre los mismos. 

Muchos viven como vagabundos, permitiéndose apenas vivir de recompensas ocasionales por sus servicios mientras viajan de un lugar a otro de Irlanda, pero la mayoría (especialmente los eruditos y clérigos que forman parte de la misma) continúan con sus vidas cotidianas sirviendo a la hermandad sólo cuando resulta necesario. 

Organización
Aunque técnicamente al grupo se accede por invitación, y no es hereditario, muchos Fianna son hijos y nietos de de miembros del grupo, ya que es más fácil que sean invitados. La mayoría, sin embargo, son invitados tras sobrevivir a algún encuentro con lo sobrenatural.

Las pruebas para entrar en los fianna se corresponden con el papel del futuro miembro en la organización y así de un bardo se espera que demuestre su habilidad componiendo, recitando y recordando antiguas leyendas o de un erudito haga una gran muestra de memoria y lógica, mientras que, por supuesto, un guerrero debe demostrar su habilidad de lucha.

Se reúnen poco a menudo y normalmente en grupos pequeños, y la mayoría de sus miembros no se conocen. Existe un liderazgo de la organización, con un líder a la cabeza de cada una de las antiguas provincias pero normalmente este permanece en secreto y sólo es conocido por los miembros más veteranos y respetados.  Cuando un líder provincial muere se convoca a los estos para elegir entre ellos a un nuevo comandante. En ocasiones se han producido duelos por el liderazgo, incluso divisiones, pero en general la elección suele ser evidente para la mayoría. Normalmente estos líderes provienen de familias nobles, pero raramente son la cabeza de su clan (ya que este está demasiado absorbido por la lucha política) si no segundones e hijos menores.

Más allá de estos líderes provinciales la cuestión del mando es un poco confusa, ya que no existe una jerarquía establecida, normalmente un fianna respetará y obedecerá hasta cierto punto a un miembro más experimentado o reconocido de la organización pero no de forma automática.

Recursos
Mantienen una red de "lugares de refugio", sitios seguros, en que los fianna viajeros pueden reposar o encontrar ocasional ayuda. En el pasado muchos de estos se encontraban en monasterios (y en secreto el abad del mismo era miembro de la organización) por lo que la disolución de los monasterios ha debilitado mucho la red, especialmente en Munster.

En caso de necesidad la red informal puede convocar a algunos miembros más del grupo si una amenaza es demasiado grande o poderosa, pero sólo en casos extremos y normalmente nunca más de una docena. Confían más en la habilidad y el sigilo que en aplastar a sus enemigos numéricamente.

Diversos miembros de la organización pueden poseer artefactos, libros y amuletos de cierto poder, legados desde el pasado o creados más recientemente. Es importante considerar que sea como sea estos objetos, y muchas veces también los libros, son únicos y no serán sacados de sus escondites y prestados con facilidad si parece que el riesgo de que se pierdan es demasiado elevado. 

Identificación
Siendo una organización dispersa y poco organizada los los actuales fianna utilizan diversos medios para identificarse, uno es el conocimiento del ogham (ver más abajo) pero también utilizan lemas, claves y ocasionalmente joyería con el dibujo de un ciervo blanco (o su cabeza). Uno de los métodos más utilizados es recitar el lema siguiente, de forma que uno de ellos recita la primera frase, otro la segunda y la tercera es pronunciada al unísono por los dos: Glaine ár gcroí (la pureza de nuestros corazones),Neart ár ngéag (la fuerza de nuestros brazos)  y Beart de réir ár mbriathar (Acciones que igualen nuestras palabras). Una forma menos llamativa es imitar el gesto de Fionn, chupándose el dedo con el que tocó el salmón del conocimiento.

El Ogham 
El ogham o ogam es un antiguo alfabeto irlandés de origen poco claro, basado en trazos angulosos y esquemáticos (el esquema habitual del alfabeto se muestra al lado de este párrafo)

Según el In Lebor Ogaim (El libro del Ogham) existían además formas secretas del mismo, hasta 100, utilizadas para inscribir mensajes secretos o comunicarse sin ser entendido. Varias de estas son utilizadas por los fiann, como forma de comunicación secreta, ya que son muy pocos los que conocen este alfabeto fuera de la organización.

Conocer el ogham (e intentar desvelar cualquier versión en clave) requiere el uso de una habilidad de conocimiento especial (Leer/escribir ogham). Normalmente la tirada es a dificultad normal en el caso de dos miembros que deseen comunicarse pero puede ser enfrentada si otra persona desea desvelar el significado de sus mensajes. 

Con la habilidad también es posible utilizar el ogham como lenguaje de signos, siendo además necesaria una tirada de Engañar para evitar llamar la atención sobre los gestos necesarios (normalmente ejecutados usando la nariz o el muslo como linea vertical de la letra y los dedos de una mano para indicar los trazos horizontales).

Actitud ante lo sobrenatural
Aunque hoy cuenta entre sus miembros con un número significativo de eclesiásticos, la actitud de este grupo frente a lo sobrenatural no es siempre abiertamente hostil y muchos conocen algunas formas menores de magia. También pueden llegar a pactar o incluso aliarse con seres ultra terrenos si lo consideran beneficioso.

En realidad es muy posible que cualquier bardo o erudito del grupo conozca al menos un par de hechizos. Aquellos destinados a dañar o matar a otro ser humano, por otra parte, son considerados anatema y los miembros que utilicen tal magia pueden verse repudiados por el grupo y, si son considerados peligrosos, asesinados.

Se dice que al menos un fianna renegado ha conseguido escapar a la venganza de sus antiguos compañeros, un guerrero y maestro de ciertas formas de magia llamado Irial Dorcha O'Donnell, del que se dice que ha reunido una banda de cortagargantas y asesinos en el oeste del Ulster e intenta hacerse con el poder en la región.

Los Fianna y la colonia
La actitud de los Fianna hacia la conquista inglesa y la adopción de su cultura es tan diversa como ellos mismos. Algunos creen que su deber hacia el, ahora inexistente, Alto Rey es expulsar a los extranjeros usurpadores de Irlanda, mientras que otros opinan que su lucha es contra las fuerzas sobrenaturales y no deben inmiscuirse en política. Finalmente un tercer grupo, quizás el menos numeroso opinan que el rey o reina de Inglaterra es actualmente el equivalente al Alto Rey de Irlanda y, por tanto, que es su deber servirle. Sea como sea la división impide que el grupo actúe como un todo y en general son sus miembros individuales los que en ocasiones se ven inmersos en la lucha y no la organización en su conjunto.
Inmersos en el ambiente cultural gaélico la mayoría de los miembros del grupo tienen este origen cultural, aunque también hay miembros de origen anglo-normando y, en casos excepcionales, incluso un inglés recién llegado que haya demostrado sus habilidades y su conocimiento de los peligros ocultos del mundo puede ser invitado a la organización. Sin embargo muchos de sus compañeros tratarán posiblemente a este con desconfianza y puede que estén menos dispuestos a ayudarle que a los miembros gaélicos.

Irial Dorcha O'Donnell (Fianna renegado, comodín)
Descripción: Al principio del periodo (en torno a 1560) es un joven de prematura calvicie, con rasgos marcados. y gesto arisco. Tiene los ojos y el pelo que le resta de color oscuro, pero su piel es bastante pálida, al igual que sus labios finos y crueles.  Con los años su barba y cabello se tornarán prematuramente grises y sus rasgos más afilados.

Personalidad: Arrogante, condescendiente y violento. Prefiere dejar que su enemigo se confíe y atacar a traición, a menudo utilizando sus poderes mágicos para ganar ventaja. Es ambicioso y, aunque perteneciente a una rama menor de la familia O'Donnell sueña con hacerse con el control de su clan.

Atributos: Agilidad d6, Astucia d10, Espíritu d8, Fuerza d6, Vigor d8
Habilidades: Luchar d6, Curación d6, Provocar d8, Advertir d8, Disparar d4, Leer/Escribir Ogham d6, Hechicería d8, Conocimiento (leyendas) d6.
Idiomas: Gaélico d10, Inglés d8, Latín d6, Frances d4
Carisma:  0  Paso:  6  Parada: 5 (6 con el escudo)  Dureza: 6 (9 en la cabeza).
Debilidades: Arrogante, Buscado (los fianna intentan acabar con él), Codicioso.
Ventajas: Sentido del peligro, Trasfondo arcano (Hechicería), Alerta
Hechizos: Armadura, Tempestad, Desviar, Protección de los elementos, Miedo.
Equipo: Espada larga (Fue+d8), Escudo pequeño, Yelmo abierto. Daga oculta. Buen caballo de guerra. Ropas negras pero ostentosas. En épocas más tardías suele añadir una o dos pistolas a su equipo.
Publicar un comentario