miércoles, 17 de mayo de 2017

Cosas para ver: Guardianes de la galaxia vol. 2 de James Gunn

El cine de superhéroes se ha convertido en un estándar de las grandes producciones contemporáneas, un terreno que Marvel domina completamente habiendo conseguido perfeccionar la maquinaria para proporcionar sistemáticamente películas de una calidad sorprendente, en que incluso los peores ejemplos resultan divertidos. Puede que el género se agote pronto, personalmente creo que es inevitable que el público se canse de ellas más tarde o más temprano, pero disfrutemos mientras podamos de un cine de superhéroes que hace unos años resultaba impensable.

Guardianes de la Galaxia es un caso extraño, personajes menores (prácticamente desconocidos) y un entorno de ciencia ficción que los aleja de las otras películas (con la excepción quizás de Thor), en las que la Tierra ocupa siempre un lugar principal; en este volumen 2, más allá de algunos insertos y una breve escena inicial, la Tierra solo sirve como fuente de la, de nuevo, bien aprovechada banda sonora (magnífico el My Sweet Lord de George Harrison o el Bring it on home to me de Sam Cooke). 

La película sigue las desventuras del grupo casi en continuidad directa con la primera parte, siguen siendo un grupo disfuncional de marginados, enfrascados en misiones que se les quedan grandes. Pero el principal argumento de este volumen 2 es el tema de la paternidad de Starlord, que difiere profundamente por cierto de la de los comics, pero de forma secundaria tenemos una interesante revisión del papel de Yondu en la primera parte y una mínima evolución de la dinámica entre Gamorra y Starlord (aunque la misma película nos deja claros los peligros de esa situación), todo ello acompañado de escenas de acción enloquecida y abundantes bromas para todos los gustos. 

En el terreno de lo añadido puramente para satisfacción de los fanáticos destacar, especialmente, las escenas post-créditos (y yo me pregunto ¿por qué hay gente que sigue levantándose cuando sale la primera tanda de créditos en las películas de Marvel? ¿es que hay alguien que todavía no se ha enterado?) o la aparición, ya vislumbrada en el trailer, de Mantis. 

Personalmente me ha gustado más que la primera parte, más divertida cuando debe serlo, más dramática en otros momentos, los personajes más cómodos entre sí permiten un mejor desarrollo de la trama y que sus motivaciones sean más creíbles. En medio de la trama cósmica, como siempre un poco cogida por los pelos, hay un tema más profundo sobre la familia, la elegida más que la de sangre, perfilado en la primera parte pero que aquí es el verdadero motor sentimental de lo que vemos en pantalla. 

Puntuación: 7/10
Publicar un comentario