Cosas para leer: Estela Plateada, Poder más que cósmico por Dan Slott, y Michael y Laura Allred


Todas las cosas tienen un final y aquí hemos llegado al final de esta etapa de Estela Plateada, el equipo de Slott y los Allred termina de contarnos el viaje de Norin Radd y Dawn Greenwood, cerrando el círculo iniciado hace ya cinco tomos dejando a nuestro protagonista en una situación muy similar a la que empezó, libre para que otros autores continúen desde aquí. 

Como ha demostrado la serie televisiva Doctor Who, referencia que ya hemos comentado como una influencia evidente en esta etapa, terminar una etapa, acabar la historia de una companion ,y hacerlo de la forma adecuada (permitiendo al mismo tiempo continuar la historia del Doctor) es una tarea que puede irse fácilmente de las manos (como demuestra las despedidas eternas de Amy Pond y Clara
Oswald).

Según se acerca el final del tomo se revisita algunos lugares y personajes que habían quedado pendientes, esperando una conclusión, por ejemplo sobre el destino del antiguo guerrero 1 que conocimos en el segundo tomo o una nueva visita a los supervivientes de los planetas destruidos por Galactus. Por supuesto volvemos a ver al antiguo amo de Estela, aunque ahora transformado profundamente tras los eventos de la colección Ultimates, y volvemos a ver también a la Reina Nunca, a Eternidad y también a la familia Greenwood y su hotel familiar. 

El guión va acumulando fuerzas, reservándose incluso, para un final que eleva la calidad de toda la historia anterior y en que usa toda la artillería pesada para desarmar nuestras defensas. Desde una visita a un casino cósmico, en que ser permite un chiste cruel con Mefisto, hasta los confines del tiempo y el espacio. Y de pronto, hacia la mitad del tomo, se produce un drama tan humano que nos desarma completamente y nos prepara para el final sentimental, quizás para algunos incluso empalagoso, inevitable. 

El dibujo de Michael y el coloreado de Laura Allred es simplemente mágico, intemporal pero moderno. El espacio se llena de colores y formas imposibles, en medio de las cuales la imagen blanca de Estela, y el brillante rojo y negro de Dawn, atraen inmediatamente la mirada. Siguen creando exóticas imágenes, razas fantásticas y seres fabulosos, personalmente me encanta la doble cultura (con dos estilo retrofuturistas totalmente opuestos) que montan en el número título Sombras en la ciudad de la luz.  

Un cierre magnífico para una gran colección y que mezcla magistralmente el drama, la comedia y la aventura, con un tono lúdico que aprovecha toda la maravilla que aún queda en el universo Marvel, ampliando las fronteras de lo posible y lo conocido.


Puntuación: 10/10
0