Cosas para ver: Krypton (capítulo 1)


Nueva serie de SyFy, estrenada por la HBO en España, que, de forma similar a una Gotham antes de Batman, nos pretende llevar al pasado del planeta natal del Hombre de Acero; pero dode Gotham viaja al pasado inmediato, a la niñez del que será Batman, Krypton nos sitúa en el pasado algo más lejano, centrándose en el abuelo de Kal-El, un  por entonces joven Seg-El (interpretado por Cameron Cuffe).

La serie nos dibuja un Krypton que guarda algunas similitudes con la estética del Krypton de la era moderna, por ejemplo los uniformes del gremio militar, pero en otras abandona las más características, nada similar a los diseños de Byrne o a los diseños estilo Edad de Oro que vemos en otras ocasiones. En realidad en los cómics, al menos antes de los nuevos 52, había quedado establecido que los kryptonianos presentaban una variedad de estilos de indumentaria que permitía convivir todos esos diferentes diseños. Los edificios, las naves, lo que vemos, tiene un aire quizás demasiado genérico, con los emblemas de las casas (ahora todos con la forma pentagonal del escudo de Superman) como más claro rasgo propio. Pocas similitudes con los rasgos pseudo orgánicos del Krypton de Man of Steel o del Krypton cristalino de la clásica película de Richard Donner.

Muchos de los elementos concepturales del Krypton de la época moderna están también presentes: cámaras de gestación , sociedad dividida en gremios, las grandes casas, etc.  vemos un mundo que combina los miedos al pasado y al futuro, en una visión algo conservadora de la ciencia ficción, donde el presente (en concreto el presente americano) es, con cambios cosméticos, el mejor de los mundos posibles.

Al mismo tiempo, en empeñarse en hacer a nuestro protagonista simpatico para los espectadores modernos nos dejan un personaje demasiado común, demasiado moderno y reconocible para un mundo alienígena. Es el típico elegido/rata callejera con corazón de oro, que se enfrenta a una sociedad clasista (donde destacan los acentos británicos, elección nada inocente) y, al mismo tiempo, con rasgos totalitarios y teocráticos. La Voz de Rao, por ahora personaje enmascarado y al que no hemos oido hablar, parece dirigir un mundo que se ha cerrado sobre si mismo, pese a que la amenaza del espacio se cierne sobre ellos (espectacular presentación la del Brainiac interpretado por Blake Kitson, por cierto)

Al mismo tiempo un personaje terrestre, Adam Strange (Shuan Sipos, veremos aún sus similitudes o diferencias con el personaje del cómic), aparece para contarle a Seg la importancia de su futuro nieto y que algo está intentando cambiar la historia para impedir que Superman llegue a existir.  Al mismo tiempo Seg vive un romance prohibido con Lyta Zod (Georgina Campbell) vastago de la gran casa noble de Zod e hija de la general Alura Zod (Ann Ogbono). Otras dos casas, la de Vex con el ambicioso Daron-Vex (Elliot Cowan) y su hija Nyssa (Wallis Day), y la de Em, donde sólo vemos de refilón en este episodio al prometido de Lyta Zod, el también militar Dev-Em (Aaron Pierre), también se presentan en este primer capítulo.
Quizás lo más desconcertante de este primer capítulo piloto es que no deja nada claro que camino seguirá la serie a partir de aquí ¿tendremos complejas tramas políticas? ¿enfrentamiento con amenazas diferentes? ¿drama romántico? no lo sabemos, el primer episodio deja un montón de elementos sobre la mesa y nos queda ver siguientes episodios para ver como los combinará y cuales cobrarán mayor importancia. 

También es necesario plantear la cuestión de si la serie sobrevivirá al que parece su mayor problema, el efecto que deben sufrir todas las precuelas. Sabemos que pase lo que pase Krypton está condenado, que pese a que Seg o los suyos consigan acabar con la dictadura que gobierna o fracasen, las casas se enfrente o se alíen... todo eso no importa en el largo plazo. Pero además, al haber alejado en el tiempo la trama, el recurso (tramposo) de Gotham de aprovechar los villanos y secundarios que luego serán de Batman aquí tiene unas posibilidades más limitadas. Introducir a Adam Strange (y en futuros episodios también a Hawkwoman) haciendo presente la trama del pasado es quizás una forma de intentar huir de esta limitación.

Puntuación: 6/10 (Esperando a ver más)