martes, 2 de febrero de 2010

Cosas para leer: X-Men Noir

Segundo tomo del proyecto Noir de Marvel publicado en España por Panino. Este me merece una valoración mucho más negativa que el anterior, especialmente con lo que respecta al guión, no tanto al argumento como a su resolución práctica.

Al contrario que en la anterior miniserie, Spiderman Noir, que mantiene la esencia de los personajes trasladada a un nuevo entorno en este caso nos encontramos con algo totalmente diferente, con personajes que comparten muy poco o nada con sus contrapartidas del universo Marvel normal, sólo el Club Fuego Infernal parece mantener algo de su esencia en esta traslación-versión. Y esto para mi es uno de los primeros errores del proyecto, si bien la idea inicial (en la que ahondaré luego) resulta interesante el uso de nombres conocidos para personajes tan diferentes la mayoría del tiempo me produce más distracción que otra cosa ¿es realmente significativo, por ejemplo, que un jefe mafioso sea conocido como Unnus? a mí, personalmente, no me parece que aporte demasiado a la trama. Otro de los problemas es que el título puede llevar a engaño: la versión que presenta de los X-Men no son los protagonistas del tomo, ocupando otros personajes, como Magnus, y especialmente una versión de El Ángel, pero no el miembro de la Patrulla-X si no el Ángel de la edad de Oro, mucho mayor tiempo narrativo. El tercer gran problema con el guión es que está presentado, resuelto y desarrollado de manera más bien confusa, si bien sobre el papel la historia no suena mal el guionista la presenta de una forma poco lucida. Respecto al dibujo decir que Dennis Callero hace un trabajo más bien irregular, los dibujos son, en su mayoría, bastante buenos como ilustración pero narrativamente no ayuda para nada al guión. Además otro de sus defectos es que parece incapaz de mantener el aspecto de un personaje constante entre viñeta y viñeta, o de distinguir claramente el aspecto de algunos personajes (lo cual resulta gracioso teniendo en cuenta las sorpresas que nos guarda el guión) incluso cuando algunos de ellos parecen basados, en ocasiones, en personajes famosos. Al igual que en el tomo de Spiderman me desilusiona un poco ver pocos exteriores, aunque en este caso (debido a la naturaleza más de novela negra del guión) resulta lógico que la mayoría de las imágenes sean "a pie de calle".

El argumento nos presenta un principio que suena interesante, en esta realidad la "patrulla-X" son un grupo de jóvenes sociópatas que fueron enviados en algún momento al reformatorio dirigido por el profesor Xavier. Este, en secreto, en vez de intentar reformarles se dedicaba a entrenarles para que perfeccionaran sus habilidades criminales creyendo que el sociópata es "el siguiente paso en la evolución social de la humanidad". Al mismo tiempo Erik Magnus es el corrupto y violento jefe de policía que desea acabar con esa particular banda de criminales, mientras que su hijo Pietro es un policía novato que descubrirá horrorizado la verdadera cara de su padre, y de la policía, y su hija Wanda es una niñata malcriada y demasiado aficionada al juego. Entre estos jugadores se mueve un misterioso personaje Thomas Halloway que parece interesado en investigar el asesinato de Jean Grey, una de esos "hombres-X", que la policía ha ignorado. En general como ya he dicho se trata de una interesante trama de género negro en que nadie es lo que parece y que posiblemente sobre el papel resultara mucho más interesante que lo que ha resultado su ejecución final.

Como añadido a la historia principal aparecen algunas páginas de una revista pulp, un relato titulado el Centinela escrito por el Bolivar Trask de esta realidad. Este texto resulta más bien aburrido y totalmente sobrante para la comprensión o el disfrute de la historia principal.
Publicar un comentario