domingo, 12 de junio de 2011

Cosas para leer: Battle in the Dawn. The Complete Hok The Migthy de Manly Wade Wellman


Reaparezco para hacer otra breve reseña de la serie Planet Stories, también escrita por el autor de Fear The Devil? En este caso se trata de las aventuras prehistóricas de Hok el Poderoso, un fornido guerrero Cromañón, su familia y su tribu, en un periodo nunca totalmente definido del paleolítico. Los relatos de Hok fueron escritos entre 1939 y 1942 y publicados en la revista Amazing Stories, además también aparece en este tomo otro relato del mismo autor, Day of the Conquerors, en que otro héroe prehistórico, en este caso llamado Naku, debe enfrentarse a una invasión marciana. Finalmente un fragmento inédito de otro relato de Hok, de tan sólo una página, se ofrece como novedad nunca publicada.

Los relatos de Hok, en general, son bastante realistas, incluso crudos en ocasiones, si dejamos de lado las fenomenales capacidades de nuestro protagonista, y en menor medida sus parientes. El autor adopta lo "sobrenatural" una actitud doble: principalmente naturalista hacia el lector, mientras que para los personajes estos fenómenos naturales son vistos como manifestaciones de los dioses, sin ninguna ironía en sus respuestas. Esto provoca que en algunos relatos, especialmente Hok and The Gift from Heaven, no podamos más que sonreírnos ante las curiosas conclusiones y acciones de nuestro héroe. En contraste con otros novelas prehistóricas con rasgos similares, por ejemplo las de J.H. Rosny, Wellman no intenta contar los hechos desde el punto de vista de los personajes prehistóricos, más allá de los diálogos por ejemplo la mayoría de animales son referidos con sus nombres modernos, e incluso sus nombres científicos, en vez de con los nombres dados por Hok y su gente.

En varios de los relatos el oponente principal de Hok y su gente son los que él llama Gnorrls, y nosotros sabemos son neandertales, que en una visión propia del conocimiento disponible en su época Welman retrata como seres monstruosos, brutales ogros antropófagos, enfrentados en una lucha de exterminio con los cromañones y que carecen totalmente de rasgos individualizadores. Debemos entender que cuando aparecen los relatos, y por supuesto durante la era pulp, quedan aún muchos años para que una visión más amable de esta especie, y una comprensión radicalmente diferente de la relación genética entre nosotros (la humanidad moderna) y ellos, sea aceptada. No es esta la única referencia a la antropología de su época que desde hoy podemos apreciar con cierta condescendencia, siendo la más curiosa su inclusión de un pequeño grupo de miembros de la misma especie del hombre de Piltdown, que no fue destapado como el fraude que realmente era hasta los años 50 (aunque algunos científicos hacía décadas que habían llegado a esa conclusión) En realidad el libro está lleno de notas con información más o menos científica para apoyar algunas de sus, aparentemente, fantásticas afirmaciones.

Lejos de esta pretensión de realismo se encuentran tanto Hok goes to Atlantis como Hok Visits The Land of Legends que manejan los temas clásicos de la tierra perdida que tan común es en el relato de aventuras. En el primer caso tenemos una versión relativamente realista de una civilización con tecnología de la edad de Bronce en una supuestamente seca cuenca del mediterráneo, y en el segundo una típica región anormalmente cálida con pterodáctilos y otros supervivientes de anteriores edades geológicas. El mismo autor parece ser consciente de esa diferencia de tono entre esos dos relatos y el resto de las historias, ya que curiosamente las referencias a Tlanis son muy escasas y Hok parece desprenderse fácilmente de los conocimientos, y objetos, adquiridos en esa aventura para continuar con su vida paleolítica como si nada hubiera pasado.

Day of the Conquerors, por otra parte, es una clase totalmente diferente de relato, una historia de ciencia ficción sin muchas pretensiones que resulta poco lucida, lastrada por una caracterización poco creíble (especialmente la del alienígena amistoso) y una serie de trampas del autor, demasiado forzadas, para permitir un final que resulta previsible a la vez que poco creíble. La conexión de este relato con la saga de Hok es indirecta, ya que se utiliza el mismo nombre para el pueblo de ambos guerreros de la edad de piedra, el "pueblo del pedernal".

La edición de Planet Stories sigue el mismo modelo que la ya comentada Fear the Devil?, en rústica, con la portada ilustrada por Kieran Yanner, muy bonita pero con alguna divergencia entre la representación visual y los personajes que aparecen en el relato, pero esta vez sin ilustraciones interiores, también se echa de menos algo más de información sobre los relatos aunque se incluye un breve texto escrito por David Drake este se centra más en cuestiones biográficas que literarias.

Enlace relacionado: interesante, aunque algo breve, pagina web sobre Manly Wade Wellman y Silver John: http://www.manlywadewellman.com/index.html


Publicar un comentario en la entrada