La maldición de los Fitzpatrick (Solomon Kane) PARTE 1ª

Fecha y localización: Finales de febrero del año 1575. Cullahill, en Co. Kilkenny.

El motivo de los personajes para encontrarse en este lugar, y preferiblemente al servicio de la familia gobernante, puede ser diverso, las veces que he dirigido esta historia los personajes son asesores llegados desde Inglaterra para instrucción de las tropas de la baronía pero cualquier otro motivo puede ser bueno. Si los personajes son cazadores conocidos es posible que sean llamados directamente por Barnaby Fitzpatrick para encargarse del problema (en cuyo caso es necesario hacer algunos cambios en la introducción)


Información: La familia Fitzpatrick (Mac Giolla Phádraig)
El lema familiar es "Ceart láidir abú" que se traduce de formas diferentes como "Justos y fuertes para siempre" o "La fuerza es la razón"

Esta familia debe su nombre a Gilla Pátraic mac Donnchada, rey de Osraige (entre Leinster y Munster) muerto en torno al fin del primer milenio y descendiente de una larga linea de reyes que se extienden hasta el siglo I. Al nombre de Osraige se le dan dos etimologías, una que la vincula con un primer rey legendario, Óengus Osrithe, y otra que la hace derivar de un nombre tribal, "el pueblo del ciervo.

Entre los linajes dependientes de los Fitzpatrick destacan los O'Connor, que tradicionalmente han servido como historiadores, asesores y, sobre todo, médicos para sus señores.

Hace 30 (en 1541) años el último rey de Osraige, Brian Mac Giolla Phádraig, renunció a su título nativo y recibió de la corona inglesa el de Señor de Upper Ossory abandonó los modos y maneras gaélicos y, también, la fe católica. Incluso su hijo fue enviado a la corte inglesa, donde se criaría en la cercanía del príncipe Eduardo y se convertirá en un bastión del poder de la corona en la isla.

Por la misma época, aunque esta información no se comenta en público, decidió librarse también de su molesto hermano menor, Dermot, entregándoselo a sus tradicionales enemigos, los Butler de Ormond.  Los mayores del lugar recuerdan como fue apresado mientras dormía en la torre, pero también su carácter violento y pendenciero, por lo que nadie muestra una gran pena por su destino. 

Sin embargo hay secretos antiguos con los que es más difícil cortar lazos.

Información: La maldición
Se dice en el Coír Amman que un antepasado de los reyes de Osraige llamado Laignech, era apodado Fáelad  "forma de lobo" debido a su capacidad de adoptar dicha forma y se dice que algunos de sus descendientes heredaron este apodo y esa capacidad. Sin embargo en fuentes posteriores se habla de esta como una maldición, un castigo impuesto sobre algunas personas de Osraige.

Los orígenes de la maldición, o como pasó aparentemente de poder a condena, no están claros. Según cuenta el Espejo de los Reyes (un libro escandinavo de mediados del siglo XIII) en tiempos de San Patricio un grupo de recalcitrantes paganos se dedicaban a aullar como lobos durante las prédicas del santo y así ellos, y sus descendientes, fueron maldecidos con la licantropía desde entonces, convirtiéndose en lobos "por siete años". Se dice también que en dicha forma eran inmunes a todas las armas "forjadas por los hombres".

Giraldus Cambrensis (o Gerald de Gales) en su Topografia Hibernica, relaciona esta misma leyenda con un San Natalis del Ulster (que vivió en el siglo VI). También dice que en todo momento un hombre y una mujer de la familia, y sólo ellos, son afectados por la maldición. (Hay una copia de este libro en posesión de la escuela hereditaria de los O'Connor)

Personajes
Brian Fitzpatrick, El Viejo Barón
1er Barón de Upper Ossory (Brian Mac Ghiolla Padraig en gaélico)
Es un hombre ya muy mayor, nació en 1485, que aún retiene el aspecto de un viejo guerrero. Hace unos pocos años su hijo mayor le arrebató el título, declarándolo incapacitado para gobernar y manteniéndole bajo custodia.

Se ha convertido en un buen protestante y expulsó a los sacerdotes católicos de su hogar,  aunque no es muy fino en teología y tiene tendencia a dejarse llevar por la ira o la gula.

Tiene un sentido del humor cruel y  la mayoría de los criados le temen más que respetan. Es posible que, aburrido y aislado en su torre, se distraiga jugando a hacer creer a otros que él mismo es el lobo o que lo es uno de sus hijos (aunque en realidad cree poco en la maldición familiar) 

Llegar hasta él puede ser complicado, en principio, la escalera que lleva a sus aposentos se encuentra siempre vigilada para impedir que salga, pero no es imposible. Lo más sencillo es convencer o sobornar al guardia (usar estadísticas de guardia) o esperar a que se quede dormido en su puesto y utilizar el sigilo.

Viste con una mezcla de ropa nativa e inglesa. Aunque es alto y fuerte, su espalda está la mayor parte del tiempo encorvada. Tiene el pelo y la barba totalmente blanca y algo descuidadas, sucias incluso. Su rostro está señalad por la nariz aplastada y torcida, una cicatriz serrada en la mejilla y otras señales de su pasado turbulento y posee la cara enrojecida de un viejo bebedor.

 Atributos: Agilidad  d8,  Astucia  d6,  Espíritu  d8, Fuerza d6, Vigor d6.
Carisma: 0. Paso: 5;. Parada: 6. Dureza: 5
Habilidades: Apostar d6, Cabalgar d6, Disparar d4, Intimidar  d8,  Notar  d6,  Pelear  d8, Provocar d6, Persuadir d6.
Desventajas:  Avaricioso, Canalla, Anciano (ya aplicado a sus características)
Ventajas: Noble, Bloqueo, Reflejos de Combate.
Equipo: En su retiro forzado le han dejado pocas opciones para equiparse, pero siempre tiene a mano su daga (FUE+d4)

Sir Barnaby Fitzpatrick
El Joven Barón (en funciones) de Upper Ossory.
Criado en Inglaterra y amigo de juventud del fallecido rey Eduardo IV ha adoptado casi totalmente los modos y maneras de un caballero inglés. Es un hombre estricto, ambicioso y poco amistoso, no pretende caer bien a los personajes, pero espera que le obedezcan y le respeten.  No tiene paciencia para tonterías de supersticiones y tampoco siente ninguna simpatía por el catolicismo de sus súbditos.

En buena forma y vestido con elegancia lleva buen cortado el cabello rojizo y la barba cuidada con esmero. Sin embargo su mirada es dura y sus cicatrices muestran que es algo más que un cortesano hábil.

Atributos: Agilidad d8, Astucia d6, Espíritu d8,  Fuerza d8, Vigor d6.
Carisma: +2. Paso:  6.  Parada: 6(7). Dureza:  5.
Habilidades:  Cabalgar d8, Disparar d6, Intimidar d8, Notar d6, Pelear d8, Persuadir d6.
Desventajas: Tozudo, Enemigo (Conde de Ormond)
Ventajas: Conexiones, Mando, Noble.
Equipo:   Ropera  pesada (FUE+d6,  Parada  +1), en caso de necesidad dispone de un arnés (armadura de coraza), Espada ancha (FUE+d8) y otro equipo bélico pesado pero raramente se equipará con ello. Si se une a la cacería cuenta con un mosquete de rueda y una armadura de cuero para estos menesteres.

Joan Eustace
La mujer de Barnaby, aunque procede de una vieja familia normanda sigue manteniendo, en secreto, su fe católica y también contacto, epistolar, con su antiguo confesor.

Es muy apreciada por los campesinos por sus obras de caridad y, cuando puede, sale del castillo con sus sirvientes más queridos para escuchar misa en secreto, confesarse y recibir la eucaristía católica.

Sus dos hijos, John y Piers, y su hija, Margaret, son apenas unos niños (el mayor tiene 10 años y el más pequeño 4) y son constantemente cuidados por una serie de sirvientas y amas de cría, más que por ella misma.

Tiene el pelo negro, aunque apenas se le ve bajo una toca, la piel pálida y grandes ojos marrones, las manos finas y bien cuidadas destacan  sobre sus vestidos, cortados según la moda inglesa y siempre de las mejores telas.

Atributos: Agilidad d8, Astucia d6, Espíritu d8,  Fuerza d6, Vigor d6.
Carisma: +2. Paso:  6.  Parada: 4. Dureza:  5.
Habilidades:  Cabalgar d6,  Notar d8, Pelear d4,  Persuadir d6, Provocar d6.
Desventajas: Protegidos (sus hijos)
Ventajas: Noble, Fuerza de voluntad.
Equipo:   Daga (FUE+d4),  Vestidos caros y joyas elegantes.

Grania (Grainne) Fitzpatrick
Grania ha heredado el carácter de su padre,  pero lo que en un señor feudal barón es perdonado, o considerado una virtud, en ella es objeto de frecuentes reconvenciones y críticas. Está prometida a su primo, Edmund Butler, y en breve deberá abandonar el castillo familiar, pero no siente demasiadas ganas de ello.

Es inteligente, sarcástica y algo cínica, y no se preocupa demasiado por cuestiones religiosas, así que disfruta con las pocas diversiones que le quedan en el castillo, burlarse de sus hermanos (especialmente del pequeño, Florence) y coquetear de vez en cuando con alguno de los fornidos gallowglasses de la guarnición.

Alta y bien formada, con el cabello rojizo y grandes ojos verdes viste con algo de descuido. Sus modales son directos y poco ceremoniosos, bien diferentes de los de su sumisa cuñada.

Atributos: Agilidad d8, Astucia d8, Espíritu d8,  Fuerza d6, Vigor d6.
Carisma: +4. Paso:  6.  Parada: 5. Dureza:  5.
Habilidades:  Cabalgar d8, Disparar d6, Intimidar d8, Notar d6, Pelear d6, Persuadir d8. Provocar d8.
Desventajas: Tozada
Ventajas: Noble, Atractiva
Equipo: Aunque normalmente solo lleva una su daga (FUE+d4) es sabido que ha aprendido a utilizar varias otras armas y en caso de necesidad está más que dispuesta a tomarlas de ser necesario.

Florence (Finghín) Fitzpatrick
El tercer hijo del Viejo Barón, no es particularmente despierto  y  se dedica a seguir a su hermano mayor y  escuchar las historias de su padre. Sabe que su hermano mediano planea algo, pero no tiene muy claro qué. Tampoco es muy firme en sus creencias religiosas ni políticas, pero piensa realmente que permanecer del lado de los ingleses es posiblemente su mejor posibilidad y mantiene su lealtad por interés si no por ninguna otra cosa.

Delgado pero alto, ligeramente más alto que su hermano mayor. Pese a que ya ha superado los 20 años hay algo aún juvenil en sus facciones y comportamiento.

Atributos: Agilidad d6, Astucia d6, Espíritu d4,  Fuerza d6, Vigor d6.
Carisma: 0. Paso:  6.  Parada: 4.
Dureza:  5.
Habilidades:  Cabalgar d10, Disparar d6, Intimidar d4, Notar d4, Pelear d4
Desventajas: Cobarde.
Ventajas: Conexiones,  Noble.
Equipo:   Ropera  pesada (FUE+d6,  Parada  +1), siempre va con una pistola de rueda cargada a mano. 

Dermot Fáelad Fitzpatrick
Este era el hermano menor de Brian, era levantisco, rebelde y más un bandido que un noble y fue vendido a los Butler hace ya  muchos años (en 1543), como sello de la paz entre ambos.

Al contrario de lo que su hermano esperaba, el conde de Ormond no le mató, si no que le encerró en una remota mazmorra, olvidado del mundo. Dermot ha envejecido en esa celda, esperando una libertad que nunca llegaba.

Todo cambio en la última noche de la anterior luna llena (precisamente la llamada luna del lobo), se encontraba. encadenado como siempre, y al borde la locura, cuando la luz del astro nocturno cayó sobre él y entonces la antigua maldición familiar, que conocía sólo de oídas,  se apoderó de él.

Escapó esa noche de la prisión Butler, matando a dos guardianes y perdiéndose en la noche... pero con una única idea en mente, vengarse de su hermano. Se ha refugiado en el priorato abandonado de San Tigernatch  y cuando sale de día, cosa que evita siempre que es posible, lo hace ataviado con un pesado ropón de monje y, en caso de necesidad, finge ser un antiguo habitante del priorato, que se oculta allí por ser perseguido por los ingleses.

Si necesitas utilizar sus estadísticas como humano utiliza las de bandido según el libro básico, pero conservando las inmunidades de su forma híbrida, para sus características como fáelad usa las de hombre lobo, pero con las siguientes modificaciones:

Infección: Carece de esta capacidad especial.
Debilidades: Además de a la plata el fáelad es vulnerable a las fuerzas naturales como el fuego, la electricidad y similares.
Jefe de la manada: Comanda un grupo de 10 lobos adultos que obedecen sus órdenes e indicaciones, aunque debe comunicarse con ellos con aullidos y gestos para hacerse entender. 

Puede transformarse a voluntad entre ambas formas (tardando un turno en hacerlo) excepto cuando se encuentra bajo la luz de la luna llena (lo que volverá a suceder dentro de una semana más)  en cuyo caso la transformación es inevitable.

Richard O’ Connor (Donnach O Conchabair)
El médico personal del Viejo Barón, es uno de los hombres que mejor le conocen, pero tiene muy claro que es su señor, no su amigo. Ocasionalmente ha tenido que sufrir su ira (especialmente cuando sus consejos médicos contravienen sus deseos) e incluso sus golpes. Dirige una pequeña escuela médica en Aghmacart (a una milla de Cullohill), como han hecho sus antepasados desde hace generaciones. También sabe bastante sobre la historia familiar, aunque es un hombre moderno y serio que no cree en tonterías, supersticiones ni antiguas leyendas.

De estatura media, con el pelo castaño y ojos del mismo color tiene un aspecto poco llamativo, acentuado por sus ropas de tonos oscuros y corte sencillo. Sin embargo su voz, cálida y profunda, le hace destacar cuando llega el momento de hablar.

En caso de necesitar sus habilidades utiliza las de cortesano, pero con habilidades de sanar, y conocimiento medicina a d8 y conocimiento historia local d6.

Joan Murphy (Siobhan MacMurcharda)

Este es sólo un ejemplo de un personaje del pueblo llano con el que los personajes pueden interactuar y, quizás, les pueda dar información sobre las leyendas de la familia Fitzpatrick o sobre la traición del Viejo Barón hacia su hermano.

Hay una variedad de campesinos, artesanos y trabajadores, que apenas hablan inglés en muchos casos y que siguen siendo, en su mayoría, católicos de corazón.

Muchos han oído rumores sobre un monje que se esconde en el viejo monasterio, aunque se comporta de forma extraña ("no como un buen monje", dirán) e incluso temen que sólo se trate de un bandido, pero es posible que eviten dar esos detalles a ingleses y protestantes.

La Viuda Murphy vive en una cabaña no demasiado lejos de la torre, rodeada de su exigua huerta. Algunos muebles parecen indicar un pasado más cómodo pero desde la muerte de su esposo y de sus hijos (se los llevó la plaga hace años) ha ido cayendo en la pobreza.

Aunque ahora es una anciana arrugada y mal encarada, en su juventud fue una vivaz muchacha que trabajó en las cocinas del castillo y que sabe mucho sobre lo que pasaba en la torre hace cuarenta o cincuenta años. Si le dan ocasión se perderá recordando detalles intrascendentes de esos años (que si la esposa del barón era muy hermosa, que si ella conoció a un soldado muy guapo con el que se iba a casar,...) y será bastante difícil mantener la conversación en el tema que interesa a los personajes.
0