domingo, 9 de julio de 2017

Cosas para leer: Omega Men de Tom King, Barnaby Begenda y Toby Cypress


Tom King ha trabajado para la CIA, como agente antiterrorista durante siete años, este dato, puesto así de pronto, puede parecer intrascendente para hablar de la carrera de un guionista de comics, y lo cierto es que es algo que no comenté en la anterior reseña de otra de sus obras, la Visión. Pero leyendo este Omega Men ese dato se hace necesario  por que esta serie es, ni más ni menos, que una serie sobre terroristas.

Los Omega Men originales fueron creados por Marc Wolfman y Joe Stanton en 1981 como un grupo de luchadores por la libertad en el sistema de Vega, un sistema planetario que por antiguos tratados estaba fuera de la jurisdicción de los Linternas Verdes y gobernado con mano de hierro porlala Ciudadela. Esta miniserie recrea el mismo concepto, y reutiliza varios de los personajes originales, pero de forma totalmente diferente en sus conclusiones y en la forma utilizada. 

Al abrir el tomo una breve introducción que nos cuenta que Kyle Rayner (ahora convertido en Linterna Blanca... no me preguntéis, me perdí hace tiempo) ha sido enviado a negociar con la Ciudadela para intentar conseguir la pacificación de la región. Y justo a continuación nos presenta una escena, con evidentes paralelismos en el mundo real, en que los terroristas Omega Men realizan la ejecución televisada de un prisionero.  ¿Son héroes luchadores por la libertad o sólo un grupo de fanáticos violentos? Ante nosotros vemos un sistema planetario dividido por visiones maniqueas de blanco y negro, pero que precisamente destaca por lo difícil que se hace de distinguir unos de otros. Pero al contrario de lo que podría parecer, y lo que algunas reseñan señalan, también hay espacio para la heroicidad o el idealismo, aunque sea desencantado, pero contrariamente a lo que estamos acostumbrados en el género este se encuentra en el difícil camino gris y no en la división radical entre blanco y negro, encarnada por el Alfa (la ciudadela) y el Omega (los Omega Men)

El guión gira en medio de la trama de entuertos, combates y planes para ofrecer una serie de personajes interesantes, aunque no siempre admirables, pero por el camino ofrece un montón de detalles lógicamente construidos sobre la política, la religión y la economía de ese pequeño reducto del espacio de DC. ¿Habla Omega Men sobre Oriente Medio? sin duda, pero la metáfora permite cierto nivel de universalización, habla sobre la guerra y la resistencia, sobre decisiones difíciles y la corrupción de los ideales pero sin dar tampoco respuestas sencillas.

En cuanto al dibujo no termina de gustarme en exceso el del oficial Barnaby Begenda ni el del sustituto Toby Cypress. Magníficas son, sin duda, las portadas que recuerdan a carteles propagandísticos  o carteles  turísticos de los distintos planetas que forman el sistema de Vega. Carteles que a continuación aparecen retocados por las pintadas de los Omega Men, mostrando de nuevo esta división.  El color y la narrativa también son buenos, consiguiendo resolver de forma elegante algunos enredos de guión planteados por King. Y sin embargo no me consigue convencer del todo, me sigue pareciendo que el dibujo es el punto débil de esta gran miniserie

Puntuación: 8/10
Publicar un comentario